El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reiteró hoy que está bien de salud tras la operación que le practicaron en junio pasado para extirparle un tumor canceroso, aunque admitió que después de la tercera fase de la quimioterapia tiene que andar "más calmo".

Al recibir en el palacio de Miraflores (sede de Gobierno) a los cancilleres de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), Chávez aseguró que está "con mucho cuidado" en esta etapa postquimioterapia, pero destacó que, en su caso, los impactos de este tratamiento "no han sido duros".

"Uno tiene que andar un poco más calmo, no a la caballería, sino paso a paso, midiendo las fuerzas, regulándolas", añadió Chávez, y explicó que debe limitar sus contactos con distintos ambientes donde pueda haber riesgos de infección.

A tiempo de enviarle un mensaje de ánimo a quienes padecen de cáncer, dijo estar seguro de que no hay "presencia cancerígena" en su cuerpo, después de que le extrajeran un tumor el pasado 20 de junio en La Habana.

Anticipó que esta semana se someterá a otros exámenes para determinar "si hace falta una cuarta quimioterapia", e indicó que en su momento lo informará.

"Yo estoy bien, en un ritmo de recuperación", insistió el jefe de Estado, quien consideró normal que un presidente padezca un cáncer, y se definió como "candidato a la reelección el próximo año" y presidente reelecto "con el favor de Dios".

Explicó que ayer le preguntó a la presidenta argentina, Cristina Fernández, cuándo es la fecha en que ella va a ganar y que al canciller nicaragüense también le preguntó lo mismo sobre su homólogo de ese país, Daniel Ortega.

"Vamos a ganar toditos. Uno tras otro", previó Chávez, quien, en otro aparte, aseguró que le prometió a sus colegas de Brasil, Dilma Rousseff, y de Uruguay, José "Pepe" Mujica, que entre octubre y noviembre estará "pasando esto".

Reiteró que la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre desarrollo e integración (CALC) de la nueva Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) será el 2 y 3 diciembre en Caracas.

Además, sostuvo, recibirá a Rousseff un mes antes del encuentro de la CELAC, que estaba previsto para julio pasado en Venezuela, pero fue suspendido tras la intervención quirúrgica en Cuba.