La popularidad del presidente venezolano, Hugo Chávez, llega a casi un 60 %, según Hinterlaces, la segunda encuestadora que en el transcurso de la semana pone al gobernante de favorito de cara a las elecciones presidenciales del próximo año.

"Aunque parezca contradictorio, la mayoría rechaza la gestión del presidente" cuando se responde a preguntas "sobre temas por separado, pero de manera general alcanza el 58 % la evaluación positiva", dijo el presidente de Hinterlaces, Oscar Schemel, a la emisora Globovisión de la red privada de televisión,.

Globovisión y Schemel son considerados como de tendencia opuesta al Gobierno de Chávez.

"Hoy el 58 % de los venezolanos califica de excelente, buena y regular a buena la labor del presidente, y eso significa un incremento de 4 puntos con relación a nuestra anterior medición de finales de junio, principio de julio", agregó el encuestador.

Sin revelar el margen de error y otros datos de la ficha técnica del sondeo, Schemel añadió que, si las elecciones presidenciales que se celebrarán en una fecha aún no precisada del próximo año se hicieran hoy, Chávez ganaría "con no menos de 10 % de diferencia".

"Las reacciones de los opositores con relación a cifras favorables" a Chávez "son la negación, el odio, la rabia, la evasión, la descalificación en extremo; respuestas pasionales", añadió, por lo que recomendó un cambio de estrategia.

La oposición debe "agregar elementos racionales al debate en lugar de recurrir a elementos emocionales" y dar seguridades al electorado de menores recursos "de que no serán nuevamente excluidos, certeza que los pobres necesitan", sostuvo.

"Chávez ha logrado colocarse como un redentor y la oposición no tiene posicionamiento sólido o robusto, y cuando se pregunta (a los encuestados) qué idea ha tenido alguno de sus dirigentes que impulse su apoyo, se produce un silencio", manifestó.

La alianza Mesa de la Unidad Democrática, que aglutina a buena parte de la oposición, celebrará en febrero unas primarias para decidir cuál de sus varios líderes enfrentará a Chávez, quien no duda que se alzará como ganador del período presidencial 2013-2019.

Schemel remarcó que "no hay en este momento aspirante que tenga un posicionamiento sólido, robusto", ni que el liderazgo de alguno de ellos "esté asociado a una idea fundamental", lo que sucede mientras la evaluación positiva de Chávez "continúa subiendo", porque "desde principios de año registra un crecimiento sostenido".

En una primera reacción, el ministro venezolano de Comunicación, Andrés Izarra, escribió en la red social Twitter: "Hinterlaces: no hay un aspirante de oposición con posicionamiento sólido" y "Evaluación positiva de gestión del presidente Chávez sigue subiendo".

El Grupo de Investigación Social XXI (GISXXI), dirigida por Jesse Chacón, quien ha ocupado varios cargos ministeriales durante la gestión de Chávez, presentó hace tres días los resultados de otra encuesta que situó la popularidad de Chávez en casi 60 %.