La jefa de Estado de Brasil, Dilma Rousseff, aceptó hoy la invitación de su homólogo venezolano, Hugo Chávez, de visitar Caracas este año, informaron fuentes oficiales.

Chávez telefoneó hoy a Rousseff y cursó la invitación, que fue aceptada por la mandataria brasileña, según informó un portavoz de la Presidencia.

La visita debe ser realizada antes de la celebración de la cumbre programada para el 2 y 3 de diciembre en Caracas con el propósito de crear la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), según la misma fuente.

En la llamada, Chávez y Rousseff celebraron el acuerdo entre las petroleras estatales Petrobras y PDVSA, cerrado el pasado 20 de agosto, para la construcción conjunta de la refinería Abreu e Lima, cuyas obras ya comenzó la socia brasileña en el noreste del país.

Hasta ahora, Petrobras ha ejecutado el 35 por ciento del proyecto con un préstamo tomado del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), la institución de fomento del Gobierno brasileño.

Rousseff también aprovechó para preguntarle a Chávez por su estado de salud y, en respuesta, el presidente venezolano dijo que se recupera bien del cáncer, según el portavoz.