El responsable de la Comandancia de Retaguardia del Ejército israelí, Eyal Eisenberg, ve un riesgo creciente de una "guerra total y sin cuartel" en Oriente Medio en la que "armas de destrucción masiva" podrían llegar a emplearse.

En un discurso en el Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de Tel Aviv, Eisenberg desveló anoche el hallazgo de un nuevo proyectil palestino en manos de las milicias de Gaza durante la última escalada de violencia en la región, hace tres semanas, informó hoy el diario "Yediot Aharonot".

"Descubrimos una nueva arma, por lo que ordenamos a la gente esconderse bajo dos techos, en vez de uno solo", indicó.

Eisenberg pintó además un futuro bastante negro en la región, que "aumenta las probabilidades de una guerra total, sin cuartel, con la posibilidad de que se empleen armas de destrucción masiva".

"En el Líbano, Hezbolá está haciéndose más fuerte en los brazos del Gobierno, pero no ha perdido su deseo de dañar a Israel, y las relaciones con Turquía no pasan por su mejor momento", repasó.

A esto se suma, prosiguió, que Irán "continúa a plena máquina con su programa nuclear" y que la frontera con Egipto "se ha convertido en una frontera de terrorismo" porque el ejército "ha perdido control del Sinaí", que "podría caer bajo el control de una entidad islámica".

Fuentes gubernamentales y militares israelíes sin identificar citadas por el rotativo criticaron hoy a Eisenberg por "exponer material confidencial" durante su intervención, cuyo contenido había recibido aprobación previa del censor militar.