Las operaciones de la OTAN en Libia concluirán "pronto", según anunció hoy el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, quien eludió avanzar una fecha concreta.

"La OTAN y nuestros socios estaremos allí mientras se nos necesite, pero ni un minuto más. Cuando determinemos que la amenaza ha terminado pondremos fin a la operación", afirmó Rasmussen en una conferencia de prensa.

"No puedo dar una fecha precisa, pero creo que será pronto", recalcó el responsable de la organización aliada.

Rasmussen indicó que una hipotética captura de Muamar el Gadafi no sería "el factor decisivo" para poner fin a la operación, sino que las nuevas autoridades del Consejo Nacional de Transición (CNT) ejerzan "una protección eficaz de la población civil".

"Esa es la clave de nuestro mandato de la ONU: la protección de los civiles", añadió el político danés, quien explicó que la Alianza tomará la decisión de poner fin a las operaciones en Libia tras un "examen global" político y militar de la situación en ese país.

Rasmussen justificó la continuación de los bombardeos en que, a pesar de que el CNT controla ya la mayor parte del país y la capital Trípoli, "las fuerzas de Gadafi continúan siendo una amenaza para la población de Libia, esa es la razón por la que debemos proseguir la misión".

También subrayó que la operación "tiene un mandato sin precedentes de la ONU" y que la Alianza Atlántica la está realizando "con una precisión sin precedentes".