La repatriación a Venezuela de los restos del expresidente Carlos Andrés Pérez, fallecido en Estados Unidos en diciembre pasado, sigue sin fecha y por lo mismo la de su funeral en Caracas, informó hoy a Efe una de sus hijas.

"Todavía no han concluido los trámites legales correspondientes que se están haciendo ante el consulado venezolano en Miami, donde tienen que darnos un permiso; está todo dentro de lo normal", declaró en Caracas su hija Sonia.

La aclaración se produjo luego de que la versión digital del diario El Carabobeño dijera que el secretario general del partido Acción Democrática (AD, socialdemócrata), Henry Ramos Allup, había sido informado por la familia Pérez de que el cuerpo del expresidente llegaría al país entre el 15 y el 20 de septiembre.

Carlos Andrés Pérez, líder de AD que lo llevó a gobernar Venezuela en dos ocasiones (1974-1979 y 1989-1993), falleció en Miami el pasado 25 de diciembre víctima de un ataque cardíaco.

"El partido está organizando un gran recibimiento para acompañar el féretro desde el aeropuerto de Maiquetía (que sirve a Caracas) hasta la iglesia San Juan Bosco en Altamira (este caraqueño) donde tendrán lugar el velatorio y las exequias", según El Carabobeño.

La repatriación de Pérez a Venezuela fue acordada el 17 de agosto pasado por los miembros de la familia de la viuda del exgobernante, Blanca Rodríguez de Pérez, y la de la compañera sentimental, Cecilia Matos, con quien el exmandatario vivía cuando murió.

El acuerdo, sobre el cual no se han dado mayores precisiones, puso fin al litigio familiar por el lugar de entierro del expresidente, debido al deseo de la familia Pérez Matos de enterrarlo en Miami y el de la familia Pérez Rodríguez de que el sepelio tuviera lugar en Venezuela.

Carolina Pérez, otra de las hijas del exgobernante, declaró a Efe el mismo día de informarse del acuerdo familiar que se deseaba un sepelio "humilde" en Caracas. "Ese es el gran honor que queremos darle a mi padre: que sea despedido por la gente que lo quiso", señaló.

La demora de alcanzar ese acuerdo fue censurada en varias ocasiones por el presidente del país, Hugo Chávez, que demandó respeto para un expresidente, pese a las diferencias entre ambos.

Como teniente coronel del Ejército, Chávez lideró en febrero de 1992 un intento de golpe de Estado contra Pérez.

Las últimas declaraciones a la prensa venezolana de Pérez se remontan a mayo de 2007, cuando abogó por "una mayor presión internacional" contra Chávez, de quien dijo en julio de 2004 que debía "morir como un perro".