EE.UU. promueve una "nueva escalada de agresiones" contra Cuba mediante una campaña mediática centrada en "supuestos" actos de represión a las Damas de Blanco, con el objetivo de "legitimar" en la isla un escenario como el de Libia y Siria, según denunció hoy la web oficial Cubadebate.

"Una nueva escalada de agresiones del Gobierno de Estados Unidos se gesta contra Cuba a partir de una campaña de prensa que pone énfasis en un supuesto clima de violencia y represión dentro de nuestro país", afirma un artículo publicado por la página digital.

Cubadebate subraya que el momento para esa campaña "no es casual" y coincide con "un escenario particularmente convulso en Europa y el mundo árabe, en especial por el desarrollo de los acontecimientos en Libia y Siria".

"La actual cruzada generada desde la Florida pretende crear una matriz de opinión en los medios internacionales para proyectar la imagen distorsionada de un supuesto aumento de la represión policial en la isla, para lo cual se sirven, como siempre, de sus históricos asalariados", indica el texto, firmado por la periodista Deysi Francis Mexidor.

Cubadebate refiere que las "presuntas mujeres 'reprimidas' son las autotituladas Damas de Blanco", a quienes califica de "mercenarias del imperio" que están "al servicio de los intereses de una potencia extranjera" y reciben dinero de "grupos terroristas" para "sus planes provocadores".

La web cubana asevera que las Damas de Blanco "entran en el esquema de la estrategia de la Casa Blanca que busca un pretexto de condena a Cuba ante los organismos internacionales".

En ese sentido, advierte que las mujeres son admitidas "sistemáticamente" en la Sección de Intereses de EE.UU. en La Habana, donde reciben "orientaciones y abastecimiento".

"Al carecer ya de motivos y además, al salir del país la casi totalidad de las integrantes de este grupúsculo, han recurrido ahora a comprar el apoyo de ciudadanas con conductas antisociales, quienes al final a lo que aspiran es a un aval que les permita obtener un visado para emigrar", apunta el sitio.

Las Damas de Blanco, movimiento disidente que aboga por la liberación de los presos políticos en Cuba, ha venido denunciando en los últimos dos meses varios actos de repudio y violencia contra sus integrantes, incluidas dos detenciones, tanto en La Habana como en Santiago de Cuba.

El grupo pidió esta semana a la Iglesia católica cubana su intervención ante el Gobierno para que cesen los "hostigamientos".

Cubadebate considera hoy que "con el respaldo del Gobierno norteamericano y sus servicios especiales, se amplifican las provocaciones de estas mercenarias" y se "reiteran noticias falsas en diferentes medios de prensa".

"Persiguen el objetivo de generar a cualquier precio un incidente que mediáticamente permita lograr una matriz de opinión sobre una supuesta represión", destaca.

La web precisa que "algunas de esas ciudadanas han tratado de realizar desórdenes públicos" en La Habana y en Santiago de Cuba con acciones "que fueron rechazadas espontáneamente por la población con consignas de apoyo al proceso socialista y sus líderes".

"La masacre al pueblo libio, perpetrada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y EE.UU. -con el auspicio del Consejo de Seguridad de la ONU y bajo la falsa excusa de proteger civiles-, es una alternativa que los enemigos de la revolución sueñan legitimar contra Cuba", añade.

Apunta que las imágenes de "manifestantes reprimidos" que tienen lugar en países como España, Chile o Inglaterra no se ven en Cuba desde el Gobierno del dictador Fulgencio Batista, contra el cual se alzó la revolución de Fidel Castro.