El máximo responsable del fondo de rescate del euro (ESFF, por sus siglas en ingles), Klaus Regling, considera que la crisis que atenaza a los países de la zona de la moneda única tiene perspectivas de solución a medio plazo.

"Existe la esperanza fundada de que en dos o tres años se habrá superado la crisis", afirma Regling en declaraciones adelantadas hoy por el semanario alemán Der Spiegel.

El jefe del EFSF subraya que para ello es necesario que los distintos países de la zona del euro sean consecuentes y continúen con las necesarias medidas de ahorro y reformas financieras.

La Unión Monetaria no se va a desintegrar, ya que tanto los países débiles como los fuertes tienen el interés común de que continúe funcionando, señala Regling, quien afirma tajantemente "el riesgo de que se abandone el euro, da igual por quién, es igual a cero".

El economista alemán critica además con suma dureza a sus compatriotas al asegurar que "en Alemania reina en parte la histeria", ya que los alemanes solo piensan en que todo puede empeorar aún mas.

"Pero eso no es cierto, todo apunta a una mejoría", comenta el jefe del EFSF, para el que en todos los países de la zona euro se registra un mejoría de los datos fundamentales y se han acordado planes de ahorro, algo de lo que EEUU "está aún muy lejos".

El máximo responsable del EFSF anuncia finalmente en la entrevista que el fuerte incremento de las tareas de su oficina hará que el año próximo duplique su personal de las 12 actuales a 24 personas.