El vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, aseguró hoy en Tokio que su país seguirá presente en Asia y en la región del Pacífico como una fuerza estabilizadora, y que su alianza con Japón se fortalecerá aún más.

Biden hizo esa afirmación en un discurso durante su visita a la base aérea estadounidense de Yokota, al oeste de Tokio, la última parada de su gira asiática de nueve días de duración, en la que además de Japón ha visitado China y Mongolia.

"Estados Unidos es una potencia en el Pacífico y seguirá siendo una potencia en el Pacífico. Esto no es para conquistar tierras o zonas. Somos la fuerza de estabilización en la cuenca del Pacífico, la zona más poblada del mundo", explicó Biden ante los militares de la base.

Biden señaló que Japón ha sido "un ancla" para garantizar la seguridad y la prosperidad en la región, y agregó que la alianza entre ambos países "será incluso más importante que en el pasado".

En su discurso, el vicepresidente de Estados Unidos dijo a los miembros del ejército de su país estacionados en la base que ellos son "el pegamento" que lo sujeta todo y mostró su admiración por las tropas que prestaron asistencia a las zonas del noreste japonés más afectadas por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo.

"Sois el mejor rostro que Estados Unidos puede presentar. Habéis mostrado al pueblo japonés y al mundo entero qué es lo mejor de América", dijo Biden a las tropas poco antes de tomar un vuelo de regreso a Estados Unidos desde la propia base.

Durante su visita a Japón, el vicepresidente de EEUU se reunió ayer con el primer ministro nipón, Naoto Kan, con quien acordó reforzar la cooperación para reconstruir las zonas más afectadas por la tragedia de marzo en el noreste del país, a donde se dirigió más tarde para interesarse por la situación de los evacuados.