La popular vedette argentina Graciela Alfano, de 58 años, fue denunciada hoy ante la Justicia federal por un fiscal que pide que se investigue si la actriz recibió bienes de personas desaparecidas durante la última dictadura, informaron fuentes judiciales.

El fiscal federal Luis Comparatore presentó la denuncia ante el juez de Buenos Aires Claudio Bonadío, basado en informaciones aparecidas en los últimos días en los medios locales, en los que "se ha colocado sobre el tapete la presunta relación de la actriz Graciela Alfano con el represor Emilio Massera", señala el dictamen difundido por la agencia estatal Télam.

"Sin perjuicio de esta anécdota de alcoba, propia de la intimidad de los intervinientes, cierto es que se ha deslizado que la vedette habría recibido como obsequio algunos bienes que les fueran usurpados a personas detenidas en forma ilegal y clandestina durante la última dictadura militar", añadió el fiscal.

La polémica fue desatada por el periodista Jorge Rial, quien rescató viejos rumores sobre la presunta relación que la actriz y modelo mantuvo con el exalmirante Emilio Eduardo Massera durante la cruenta dictadura militar argentina (1976-1983) de la que el exmilitar, fallecido en noviembre a los 85 años, fue uno de los mayores símbolos.

La denuncia judicial se produce después de que la hijastra de un exguardaespaldas de Massera dejara entrever el martes en declaraciones radiales que Alfano recibió como regalo por parte del dictador apartamentos que pertenecían a personas detenidas de forma ilegal durante el Gobierno de facto, y que hoy permanecen desaparecidas.

La hijastra de Rafael Biasi, Gabriela, aseguró que le escuchó a quien fuera guardaespaldas del represor "cuando contaba que por pedido de Massera pasaba a buscar a Graciela por su casa y juntos se encontraban para salir de compras".

"Recuerdo que nombraban joyas de Cartier, aunque también hubo propiedades y varias transacciones", añadió.

"Ni lo admito ni lo desmiento. Si hubiera tenido relaciones, no lo diría ni dejaría de decirlo", señaló Alfano en declaraciones televisivas.

No obstante, "si te acostás con un genocida, no salís con los 30.000 desaparecidos. A mí no me busca la Corte de La Haya", desafió.

Estas declaraciones causaron un fuerte repudio por parte de los organismos de derechos humanos.

"Contestarle a esta mujer es perder el tiempo. Todo el mundo sabía que andaba con él. A nosotras nos repugnó siempre. Es una mujer desdichada, una pobre mujer que se acostó con un genocida", expresó la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

La diputada Victoria Donda, hija de desaparecidos, aseguró que no le importa "su relación sentimental, cada uno elige la relación que quiere si tiene estómago para eso, pero recibir la casa de alguien que en ese momento estaban tirando de un avión, es otra cosa".

Alfano aseguró por su cuenta de Twitter, red social de la que es asidua con más de 600.000 seguidores, que todos sus bienes pueden ser investigados, y atacó duramente a Jorge Rial, quien abrió la polémica y con el que está fuertemente enfrentada.

La última dictadura dejó un saldo de 30.000 desaparecidos, según el Gobierno y organismos humanitarios.