La Justicia belga ha rechazado examinar la denuncia presentada por un ciudadano libio contra la OTAN por la muerte de su mujer y sus tres hijos, en un ataque lanzado el pasado junio.

El tribunal ha justificado su decisión sobre la base de su reglamento, que impide conocer un asunto en periodo vacacional, cuando los magistrados titulares son reemplazados por otros jueces, informaron fuentes de esa instancia a la agencia belga.

La denuncia contra la OTAN fue presentada el pasado julio por dos abogados en nombre de Jaled Hemidi, que acusa a la Alianza Atlántica de haber matado a su mujer y sus hijos en un bombardeo dirigido contra su padre, un general jubilado próximo al dirigente libio Muamar el Gadafi.

La presidenta del Tribunal, Bernadette Van Schepdael, informó hoy de la decisión a los letrados, quienes habían pedido la designación de un experto inmobiliario y de un médico para evaluar sobre el terreno los daños provocados en el transcurso del bombardeo.

La denuncia explica que durante el ataque el ciudadano libio perdió a su mujer, a dos hijas de cuatro y cinco años y a un hijo de tres.