Andy Coulson, el exdirector del desaparecido dominical "News Of The World", recibió pagos del grupo New International después de haber empezado a trabajar como asesor de comunicaciones del Partido Conservador en julio del 2007, según la BBC.

Coulson, uno de los detenidos por el escándalo de las escuchas ilegales y sobornos a la policía que cometió NoW, recibió cientos de miles de libras del grupo de Rupert Murdoch como indemnización.

Según la BBC, los pagos a Coulson se realizaron en varios plazos hasta finales del 2007, lo que significa que mantuvo un vínculo financiero con News International durante varios de los meses en los que ya trabajaba como principal asesor de comunicaciones del líder 'tory' y actual primer ministro, David Cameron.

De acuerdo con miembros del Gobierno, el Partido Conservador no tenía constancia entonces de que Coulson recibía esos pagos del grupo de Murdoch.

La BBC indica que después de que Coulson dejara su puesto en News International el 26 de enero del 2007, News International se comprometió a pagarle el salario correspondiente a sus dos años de contrato como director del dominical, aunque ese dinero se le entregaría a plazos.

La cadena británica apunta que Coulson también recibió pagos correspondientes a beneficios de News International durante tres años y mantuvo el coche de la empresa.

Coulson fue designado director de comunicaciones del Partido Conservador el 31 de mayo del 2007 y en julio de ese año ocupó ese puesto, por el que el partido 'tory' le pagaba 275.000 libras anuales (315.000 euros).

La BBC señala que esta revelación genera polémica al poner en entredicho la imparcialidad de Coulson para haber asesorado de forma imparcial a Cameron sobre asuntos relacionados con los medios de comunicación cuando el ahora jefe del Ejecutivo estaba en la oposición.

Andy Coulson -director del "News of the World" desde 2003 a 2007- dejó su cargo en el rotativo cuando el entonces corresponsal de la Casa Real Clive Goodman, uno de los principales implicados en los pinchazos de teléfonos privados para obtener exclusivas, fue enviado cuatro meses a la cárcel en 2007 junto al detective Glen Mulcaire.

Coulson negó entonces tener constancia de esas malas prácticas en el tabloide pero argumentó que se sintió obligado a dimitir ya que los pinchazos se habían cometido mientras él era director del dominical.

Una carta escrita por Goodman en marzo del 2007, publicada la pasada semana, reveló que el uso de escuchas ilegales se habría debatido "extensamente" en las reuniones editoriales del tabloide sensacionalista hasta que Coulson vetó cualquier referencia.

Además, Goodman afirma en esa misiva que Coulson le prometió que mantendría su empleo si no implicaba al periódico ante el juez y asegura que otros muchos reporteros recurrían a esa práctica ilegal.

Coulson fue detenido e interrogado durante horas en julio y está actualmente en liberad bajo fianza. En enero tuvo que renunciar a su puesto de jefe de prensa de Cameron por el caso de las escuchas ilegales.

Un portavoz de New Internacional señaló que el grupo "no comenta sobre los acuerdos financieros de cada empleado".