El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo hoy que reconoce al Gobierno de Muamar el Gadafi como "el único" en Libia, tras admitir el aparente triunfo de la "estrategia imperialista" de promover en ese país lo que denominó una "guerra de perros".

Se trata de "una nueva estrategia del imperialismo: poner a los pueblos a pelear como perros (...); armar aquí, armar allá y luego bombardeamos y tomamos ese país", explicó Chávez en una alocución televisada.

Atribuyó esa expresión "un poco dura, pero cierta" a un teórico francés del cual no dio más detalles.

Llevaron a Libia "a una guerra civil; les armaron la guerra de perros metiendo armas, mercenarios" y eso "hay que denunciarlo ante el mundo", insistió.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, "ya dijo que colaborarán económicamente con el nuevo Gobierno libio, que por supuesto nosotros no reconocemos", manifestó.

"Nosotros reconocemos a un solo Gobierno: el que dirige Muamar el Gadafi" al frente de un país al que "saquean y le quitan las reservas internacionales y el petróleo", añadió Chávez.

Consideró que lo sucedido en Libia es "un patear, un escupir y un desconocer los más elementales principios del derecho internacional", lo que, a su juicio, "retrotrae al mundo a las épocas de las cavernas".

"¡Estamos en la épocas de las cavernas, aquí afortunadamente no!", exclamó, y reiteró, como lo ha hecho en las últimas semanas, que en Venezuela se busca "la misma fórmula".

"Hay algunos locos, algunos dementes, diciendo: 'Chávez es igual a Gadafi y, por tanto, Venezuela es igual a Libia'", pero "se van a quedar con las ganas", porque "esa fórmula aquí no les funcionó ni les funcionará para nada, ni al imperio gringo ni a sus lacayos", sentenció.

Aunque admitió que "hay muchas informaciones" y desconoce lo que ocurre en esa nación, Chávez estimó que el mundo está "al frente de la locura imperial".

"El imperio con sus garras, ahora descaradas (...) Un descaro completo, pues", puntualizó.

En el mismo sentido se pronunció el pasado domingo en un acto religioso celebrado para pedir por su recuperación del cáncer que padece, cuando condenó "la masacre" que se perpetra en Libia.

"Pongámonos en manos de Dios para que impida la violencia en Venezuela" y "el imperialismo" de EE.UU. y sus aliados de Europa no repitan en Venezuela la "masacre" que perpetran en Libia con el fin último de hacerse de sus riquezas petroleras, sostuvo.