Ucrania se integrará en la Unión Europea (UE) en unos diez años, declaró su presidente, Víctor Yanukóvich, en una entrevista al periódico "Zérkalo Zhizni", publicada hoy en vísperas del 20 aniversario de la independencia de la antigua república soviética.

"La elección del camino europeo se ha convertido en la base de la idiosincrasia de Ucrania, mientras que los valores europeos son el fundamento de nuestro desarrollo", afirmó el mandatario ucraniano.

El Gobierno de Ucrania hará todo lo posible para implantar el régimen sin visado con la Unión Europea, aseguró Yanukóvich, quien expresó su esperanza de que ésta, a su vez, ayude a los ciudadanos ucranianos a hacer realidad su "derecho a la libertad para viajar".

El presidente ucraniano subrayó la necesidad de profundizar las relaciones con la vecina Rusia, Estados Unidos y China.

Yanukóvich apuntó que Ucrania seguirá con las reformas de sus fuerzas armadas, "implantará estándares europeos" y aumentará su colaboración con la OTAN como parte de la cooperación en materia de seguridad internacional.

El mandatario ucraniano admitió que a lo largo de su breve etapa de independencia el país se enfrentó a problemas de corrupción y de falta de responsabilidad de los gobernantes.

Tras "decenas de años de discursos vacíos e intentos de quitarse responsabilidad" Ucrania lleva dos años de "cambios decisivos" en diferentes sectores sociales y políticos, dijo Yanukóvich al comparar su presidencia con las de sus precedentes en el cargo.

Yanukóvich sostuvo, al abordar los cambios en el terreno judicial, que "en Ucrania ha dejado de existir la casta de los intocables", pese a que "eso no les gusta a todos", en referencia a la exprimera ministra ucraniana, Yulia Timoshenko.

La exjefa de Gobierno es juzgada por abuso de poder y malversación de fondos públicos, proceso acompañado por fuertes críticas tanto de Rusia como por parte de EEUU y la UE.

Ucrania proclamó su independencia de la URSS el 24 de agosto de 1991, el mismo año en que dejó de existir el imperio soviético. EFE