El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, inicia hoy una gira latinoamericana que le llevará hasta el 25 de agosto a El Salvador, Perú y Venezuela, un paso más en el acercamiento ruso a la región.

El creciente interés de Rusia en la región se enmarca "en la nueva configuración de las relaciones internacionales en un mundo multipolar", afirmó hoy Alexandr Lukashévich, portavoz de la Cancillería, citado por las agencias rusas.

Lukashévich destacó que los países latinoamericanos han incrementado tanto su influencia en los asuntos internacionales como el ritmo de su crecimiento económico, en lo que únicamente les supera el empuje de Asia.

Primero, Lavrov visitará mañana El Salvador, país con el que Rusia mantiene relaciones diplomáticas desde 1992 y con el que suscribió en 2009 un régimen sin visados.

"Durante la visita se firmará un acuerdo sobre los principios básicos de las relaciones bilaterales. Este documento pondrá la base legal para el desarrollo de una cooperación multilateral", señaló Lukashévich.

Lavrov abordará en el país centroamericano la aplicación de los acuerdos alcanzados durante la visita a Rusia en octubre de 2010 del ministro salvadoreño de Asuntos Exteriores, Hugo Martínez.

Además, el jefe de la diplomacia rusa mantendrá encuentros con representantes de la clase empresarial salvadoreña.

Lavrov viajará el día 23 al Perú, donde la prioridad será aumentar los intercambios comerciales hasta un nivel que se corresponda con el potencial de ambos países.

En las conversaciones también se tratarán aspectos políticos de las relaciones bilaterales e internacionales, ya que Perú cuenta con un nuevo presidente desde julio pasado, Ollanta Humala.

La última escala de la gira, los días 24 y 25, será Venezuela, uno de los principales socios latinoamericanos de Rusia, adonde el líder bolivariano, Hugo Chávez, ha viajado en nueve ocasiones.

Ambas partes abordarán el plan de acción de los numerosos proyectos energéticos y de infraestructuras para el período 2010-2014 delineados el pasado año durante la última visita de Chávez a Moscú.

Lukashévich destacó que Rusia ve con optimismo la realización de los acuerdos en el ámbito de la cooperación técnico-militar, no en vano Venezuela es el principal cliente latinoamericano de la industria militar rusa.

Otros sectores con gran potencia de cooperación son la construcción de viviendas, la fabricación de coches, la agricultura y la pesca.

Además, Lavrov tratará con las autoridades venezolanas la actualidad internacional dentro del consenso entre ambos países sobre la necesidad de crear un orden mundial más justo en el que la ONU tenga un papel primordial.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, fue en 2008 el primer dirigente ruso que visitó Venezuela tras más de 150 años de relaciones.