El primer ministro chino, Wen Jiabao, y el vicepresidente, Xi Jinping, manifestaron hoy públicamente su confianza en la economía de EEUU y su capacidad para salir del mal momento actual, en sus encuentros con el vicepresidente estadounidense, Joe Biden.

Wen señaló, en el inicio de su reunión con Biden en Zhongnanhai (sede del Ejecutivo), que China "confía plenamente en que la economía estadounidense superará las dificultades y retornará a la senda normal del desarrollo".

Antes, el vicepresidente Xi, futuro máximo líder chino, se expresó en términos similares en presencia de su homólogo norteamericano, destacando en un encuentro con empresarios de los dos países que la economía de Estados Unidos "es muy 'elástica' y tiene una fuerte capacidad de autorreparación".

Las muestras de apoyo de China, el principal acreedor de EEUU, son importantes en un momento en que la primera economía mundial atraviesa una crisis de confianza, debido a la degradación de su deuda por parte de Standard & Poor's y a las maratonianas negociaciones que necesitó para subir el techo de su endeudamiento.

China es el mayor acreedor de EEUU, al poseer 1,16 billones de bonos estadounidenses, que equivalen a la tercera parte de la enorme reserva de divisas del país asiático, la mayor del mundo.

En la reunión de empresarios participaron líderes de algunas de las mayores compañías de los dos países, como la automotriz estadounidense General Motors, la financiera JP Morgan, el gigante naviero chino COSCO o la firma tecnológica oriental Lenovo, que hace unos años compró la división de ordenadores personales de IBM.