El empresario Hugo Cancio, que organiza la gira del cantautor Pablo Milanés en EE.UU., advirtió hoy que podría demandar a dos activistas cubanos de Miami por presunta difamación e interferencia con el concierto que el artista ofrecerá en esta ciudad el próximo 27 de agosto.

"Le hemos notificado a nuestros abogados que les hagan la advertencia legal de que de continuar (con estas acciones) los vamos a demandar", dijo a Efe Cancio, presidente de Fuego Entertainment.

Acusó a los activistas "Emilio Izquierdo y Alexis Nazario de emprender una campaña de difamación, acoso e intimidación. Han cruzado la frontera de la legalidad tratando de interferir en el proceso normal de una transacción comercial".

Cancio detalló que Izquierdo, coordinador de Cuban American Patriots and Friends, supuestamente lleva a cabo esa campaña mediante mensajes por correo electrónico y de texto, mientras que Nazario se habría pronunciado en contra del concierto en un sitio en Facebook llamado "Los intransigentes del exilio".

"Ellos están interfiriendo mi acuerdo contractual con el American Airlines Arena (sitio donde se efectuará el concierto) enviando cartas en las que dicen que nosotros somos comunistas y agentes de (Fidel) Castro, que el artista es un agente de la seguridad del Estado cubano. Eso es difamación", dijo en una entrevista telefónica.

Izquierdo, por su parte, dijo que Cancio promueve a artistas que trabajan para "un régimen patrocinador del terrorismo. Yo estuve en un campo de concentración (en Cuba) con Pablo Milanés cuando él tenía 23 años, se puso al servicio de ese régimen desde 1963, o sea él es un agente, colaborador, como quiera llamarle".

"Y eso lo repito ante una corte federal. Ese concierto es ofensivo...Pablo Milanés es un embajador de la esclavitud y el sometimiento a un régimen que lleva una banda en el pecho de medio siglo", expresó a Efe.

El activista negó que esté realizando una campaña de difamación y reconoció que su organización, integrada por más de veinte grupos, quiere que se cancele el concierto.

"Nosotros no queremos ni a Hugo Cancio ni a Pablo Milanés aquí, queremos cancelarlo todo, interferir con todo y desaparecerlo de Miami. Con el acuerdo que tienen con el Gobierno de Washington se pueden ir para todos lados, pero en Miami no lo queremos", enfatizó.

Cancio, que promociona la gira de Milanés junto con Cuba Business Development Group, afirmó que han recopilado pruebas como vídeos, grabaciones, comunicados de prensa, notas en redes sociales y mensajes de textos.

El concierto de Milanés, de 68 años, es el primero que se celebrará en Miami, bastión del exilio en Estados Unidos, y ha causado polémica porque algunos cubanos consideran al intérprete de "Yolanda" y "Para vivir" una figura del régimen castrista.

Cancio afirmó que "estos dos individuos, en específico el señor Emilio Izquierdo, están cometiendo actos de maldad, de vandalismo moral, ético. Nosotros para nada hemos tratado de interferir con su derecho de protestar".

"De hecho los aplaudo, los admiro por su tenacidad, me conmueve su pasión y creo que tienen todo el derecho del mundo a hacerlo. Donde cruzan la frontera de la legalidad es cuando tratan de interferir en nuestro derecho a realizar el evento, que se realice en paz y armonía y cuando amenazan a la comunidad para que no asistan", manifestó.

Con respecto al concierto en sí, Cancio dijo que visitó hoy el American Airlines Arena y que "los boletos más caros y más baratos ya se vendieron todos".

Junto a Silvio Rodríguez, Milanés ha sido una de las figuras importantes de la nueva trova cubana, movimiento musical que surgió a fines de los años 60.