La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, inauguró un programa de guarderías estatales exclusivo para los hijos de mujeres policías, en el marco del Día de la Madre, que se celebra hoy en este país.

"El objetivo de este programa es contribuir con el bienestar actual y futuro de esta población infantil, ofreciendo servicios de calidad, accesibles y oportunos para los hijos e hijas de madres policías del Ministerio de Seguridad Pública", expresó Chinchilla en un comunicado.

Agregó que se pretende "proteger a estos infantes de los riesgos a los que se exponen cuando sus madres se integran a la fuerza laboral" de la policía.

Este decreto da a los hijos de las mujeres policías o de matrimonios entre policías prioridad de ingreso en las 620 guarderías estatales que existen en el país, y donde se otorga alimentación, custodia y educación gratuita a sus asistentes, que en el mayor de los casos provienen de familias de bajos recursos.

La norma no cubre a los hijos de hombres policías cuya pareja no cumple la misma labor, según fuentes oficiales.

Inicialmente las autoridades costarricenses tienen como meta albergar en las guarderías, conocidas como Cen-Cinai (Centro de Educación Nacional y Centro Infantil de Nutrición Integral), al menos a 430 niños, pero esa cifra podría aumentar en los próximos meses.

La presidenta asistió hoy al Cen-Cinai de la comunidad de Santa Ana, unos diez kilómetros al oeste de San José, donde rodeada de niños firmó el decreto "Criterio de selección de Cen-Cinai para los hijos e hijas de madres policías".

Chinchilla, madre de un hijo adolescente, felicitó a las mamás en su día y les envió un mensaje en el que aseguró que comparte sus sueños y esperanzas.

"Procuramos desde el Gobierno recoger esos sueños, hemos tratado de trabajar muy fuerte para estabilizar la situación de inseguridad, para poder darles más opciones de cuido y confiamos en que podamos mejorar mucho las condiciones actuales del país", expresó.