El candidato a la presidencia por la alianza opositora UDESO, Ricardo Alfonsín, felicitó hoy a la mandataria argentina, Cristina Fernández, por su triunfo en las primarias, aunque aseguró que "ahora empieza la campaña en serio para ganar" los comicios generales de octubre próximo.

"Ya hoy somos candidatos y empieza la campaña para ganar las elecciones del 23 de octubre. Estoy seguro de que podemos ganar las elecciones, esto era un ensayo general para definir la grilla de partidos", afirmó el postulante, hijo del fallecido expresidente Raúl Alfonsín (1983-1989).

Ricardo Alfonsín, de la socialdemócrata Unión Cívica Radical y candidato de Unión para el Desarrollo Social (UDESO), una alianza con peronistas disidentes con el Gobierno de Fernández, felicitó a la mandataria "por ser la que más intención de voto ha obtenido en estas elecciones preliminares"

"Vamos a seguir trabajando por nuestras ideas. Ahora empieza la campaña en serio, vamos a escuchar a los trabajadores, emprendedores y distintos sectores sociales para ver si podemos lograr una adhesión que nos permita llegar a la presidencia de la república", insistió Alfonsín.

Cristina Fernández logró el 49,1 por ciento de los votos, seguida por Alfonsín con el 13,25 por ciento, de acuerdo con el 20,66 por ciento de las mesas escrutadas.

En tercer lugar se ubica el expresidente Eduardo Duhalde (2002-2003), del peronismo disidente, con el 12,03 por ciento de los sufragios.

Por su parte, el candidato a la vicepresidencia por la opositora Coalición Cívica, Adrián Pérez, admitió que la fuerza que lleva a Elisa Carrió como postulante a la jefatura de Estado no ha hecho una buena elección, al haber superado apenas el 3 por ciento de los votos.

Los candidatos deberán obtener al menos el 1,5 por ciento de los votos válidos para quedar habilitados a competir en las elecciones generales de octubre.

Un total de 28,6 millones de personas estaban habilitadas para votar este domingo en las primarias obligatorias, abiertas a toda la población autorizada y simultáneas para todos los partidos que quieran competir en las próximas elecciones.

Implementados por una reforma política aprobada por el Parlamento a finales de 2009, estos comicios definirán las listas de candidatos que competirán en las presidenciales y la renovación de la Cámara de Diputados y el Senado.