Un diputado en Costa Rica acusó al expresidente y premio Nobel de la Paz 1987, Óscar Arias, de aprovecharse de recursos públicos en un viaje a la zona sur del país, pero en realidad la persona a la que hacía referencia era un chófer del mismo nombre, publicó hoy el diario La Prensa Libre.

El diputado del izquierdista Frente Amplio, José María Villalta, denunció los hechos el viernes al diario local La Prensa Libre y en un comunicado en la página de Internet de su partido, pero la acusación fue desmentida por el exmandatario en declaraciones publicadas hoy por el mismo periódico.

"En los meses de octubre y noviembre de 2010, cuando ya no era funcionario público, el expresidente Óscar Arias Sánchez también se benefició de los gastos de representación autorizados por Judesur (Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur)", indicó Villalta en la página de Internet del Frente Amplio.

Según la denuncia, que ya fue borrada del sitio de Internet, la factura pagada por Judesur, correspondiente a hospedaje de Arias durante una gira a la zona sur junto a un diputado, alcanzaba 546 dólares.

Efe intentó localizar hoy a Villalta pero no respondió su teléfono celular.

En declaraciones publicadas hoy por La Prensa Libre, el expresidente Arias, perteneciente al gobernante Partido Liberación Nacional (PLN), afirmó que desde mayo de 2010 no visita la zona sur del país.

Por su parte, Víctor Hugo Víquez, diputado del PLN y amigo del exmandatario, dijo en un comunicado que el Óscar Arias de las facturas es un chófer de la Asamblea Legislativa que se llama igual que el Premio Nobel.

"Yo desmiento que Óscar Arias haya sido beneficiado por Judesur con el pago de esa estadía. Ese Óscar Arias es un chófer de la Asamblea Legislativa, no el expresidente", expresó Víquez.

Víquez calificó como "una irresponsabilidad" la denuncia del diputado Villalta y aseguró que "el único ánimo que tiene es perseguir" al expresidente.