El ministro de Agricultura de Brasil, Wagner Rossi, rebatió hoy las nuevas acusaciones por diversos casos de corrupción presuntamente cometidos por él que publicó una revista.

"Esto no es periodismo. Es asesinato de reputación. Es una campaña orquestada con intereses políticos", dijo Rossi en una nota oficial en respuesta al reportaje de portada de la revista Veja, que se titula "La plaga de la corrupción" y que está ilustrado con una foto del ministro.

En opinión de Rossi, las denuncias contra el ministerio que dirige, que han centrado reportajes en varios medios en las últimas tres semanas, responden a una campaña pensada para "destruir" la coalición del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

La edición semanal de Veja que comenzó a circular hoy acusa a Rossi de una retahíla de irregularidades y sospechas de corrupción en los diversos cargos públicos que ha ocupado en los últimos treinta años, tanto en el ministerio de Agricultura como en otras empresas estatales.

Entre las diversas denuncias, se acusa a Rossi de pedir el año pasado una comisión de 2 millones de reales (unos 1,25 millones de dólares) para favorecer a una empresa en una licitación cuyo valor era de 2,9 millones de reales (unos 1,81 millones de dólares).

Rossi dijo que esa acusación "hiere la lógica y el sentido común", subrayó que la revista no ofreció pruebas o indicios y se basó en la declaración de un funcionario que fue destituido por "cometer una ilegalidad".

En el reportaje la revista argumenta que el "impresionante" aumento del patrimonio de Rossi es un indicio claro de las supuestas irregularidades que ha cometido.

Como ejemplo mostró la fotografía de una lujosa mansión en la localidad de Ribeirão Preto (São Paulo) propiedad del ministro, que estaría valorada en 9 millones de reales (unos 5,6 millones de dólares).

Rossi explicó que el inmueble fue adquirido por su familia en 1996 por 196.000 reales (unos 175.000 dólares de la época) y que éste se ha revalorizado por la expansión urbana de la ciudad hacia la zona, que antes era rural.

Hace una semana, el número dos del Ministerio de Agricultura, Milton Ortolan, dimitió después de que Veja lo acusara de estar implicado en tráfico de influencias, motivo por el cual Rossi tuvo que dar explicaciones en una audiencia pública en la Cámara de los Diputados.

Diversas denuncias por supuestos casos de corrupción llevaron a dimitir este año a los ministros de la Presidencia, Antonio Palocci, y de Transportes, Alfredo Nascimento.

El pasado martes, la Policía Federal arrestó a 35 personas acusadas del desvío de recursos públicos en el Ministerio de Turismo, entre los que se encuentra el número dos de la cartera, Frederico Silva da Costa.