El ministro del Interior de Venezuela, Tareck El Aissami, confirmó hoy que el guerrillero colombiano Guillermo Enrique Torres, "el cantante" de las FARC, capturado el pasado 31 de mayo, está en "proceso de extradición".

"Nuestra actuación inmediatamente fue detener a la persona, está detenida y está en proceso de extradición a Colombia", señaló el titular del Interior en un conferencia de prensa en la población de La Fría (747 kilómetros al oeste de Caracas).

El Aissami indicó, además, que "el tribunal está emitiendo órdenes para que se practiquen los exámenes (médicos) correspondientes" a Torres, también conocido con el alias de "Julián Conrado".

El ministro señaló que el detenido "como cualquier ser humano tiene dolencia", sin precisar ni la enfermedad ni cuándo se tomará una decisión sobre el futuro de Torres, alias "Julián Conrado".

El pasado 1 de agosto, el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, admitió que recibieron información de parte de familiares y otras personas advirtiendo que Torres tenía "una situación delicada de salud" e indicó que se le estaba "haciendo una evaluación".

Al ser consultado sobre una supuesta petición asilo por parte del guerrillero, Maduro se limitó a señalar: "Le toca al Ministerio público, con sus mecanismos, hacer esta evaluación médica y le tocaría al Poder Judicial también determinar el destino final de este señor".

El Ministerio del Interior venezolano anunció el pasado 1 de junio la detención de Torres, requerido por los órganos de Justicia de Colombia mediante una alerta roja de Interpol y que fue apresado en el estado de Barinas (oeste).

El Aissami señaló que el Gobierno venezolano ha sido "claro" y "transparente" frente a grupos irregulares como guerrillas o paramilitares o generadores de violencia y cuestionó a sectores "internos" y "externos" que "manipulan" y "tergiversan" sobre una supuesta complicidad de Caracas.

Admitió, sin embargo, que "es inevitable" que en una frontera "tan grande y tan viva" de 1.200 kilómetros como la que comparten Colombia y Venezuela "haya presencia no permanente ni mucho menos apoyada de algún grupo irregular".

"La presencia de ellos puede ser que sea transitoria. Entran, salen en una frontera tan amplia, pero decir ahí que Venezuela, nuestro Gobierno, nuestras Fuerzas Armadas, son cómplices o son benevolentes en cuanto a esa realidad ya es mentira, ya eso es una falta de ética", apuntó El Aissami.

Guillermo Enrique Torres fue miembro de la llamada "comisión temática" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en las fracasadas conversaciones de paz entre 1998 y 2002 con el Gobierno de Andrés Pastrana.