El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, recibirá el próximo martes a la canciller alemana, Angela Merkel, para tratar una posible reforma de la gobernanza de la zona euro, sobre la que los dos dirigentes se comprometieron a lanzar propuestas el pasado julio.

La Presidencia francesa informó hoy en un comunicado que tal y como se anunció tras la reunión que mantuvo el Eurogrupo el pasado 21 de julio, esas propuestas están dirigidas a acrecentar "la reflexión conducida por (el presidente del Consejo Europeo) Herman Van Rompuy".

En Berlín, el viceportavoz del gobierno alemán, Christoph Steegmans, indicó que Sarkozy y Merkel repasarán también los acuerdos alcanzados en esa cumbre de la eurozona de julio para el segundo paquete de rescate a Grecia.

Ambos líderes se proponen elevar sus propuestas conjuntas a van Rompuy, de acuerdo a la demanda de éste a los miembros de la eurozona a presentar planes concretos, añadió el portavoz alemán.

Merkel se encuentra de regreso en Berlín desde principios de semana, pero sigue oficialmente de vacaciones, lo que ha generado críticas tanto de la oposición como en los medios de comunicación, en los que se ha destacado su ausencia en medio de la persistente crisis de la eurozona.

Steegmans insistió el miércoles en que la canciller se reincorporará a su trabajo, de acuerdo a lo previsto, el próximo sábado, en ocasión del acto central del 50 aniversario de la construcción del Muro de Berlín, el 13 de agosto de 1961. EFE

El Elíseo precisó en su comunicado que Sarkozy y Merkel se reunirán el próximo día 16 a las 14.00 GMT y que posteriormente ofrecerán una rueda de prensa conjunta a las 16.30 GMT, tras la cual mantendrán una cena de trabajo.

El anuncio de la reunión se produce en un momento en que los mercados bursátiles acumulan jornadas de fuertes descensos y tienen en los bancos, sobre todo los franceses, y en las compañías de suministro energético, los títulos más castigados.

El temor generalizado a una nueva recesión económica y los rumores de una rebaja de la calificación de la deuda de Francia provocaron el miércoles elevadas pérdidas en las bolsas europeas, cayeron en una media de un 5 por ciento.

Además de los acuciantes temas económicos, el presidente francés y la canciller alemana abordarán "las principales cuestiones internacionales y europeas de actualidad, comenzando por la situación en Oriente Próximo", según el Elíseo.

En un comunicado conjunto difundido a principios de agosto, Sarkozy y Merkel abogaron por una aplicación "rápida" de los acuerdos de la cumbre de julio y apostaron porque los trámites parlamentarios en sus dos países estén superados antes de finales de septiembre.