La Asamblea Nacional de Cuba exigió hoy a las autoridades norteamericanas que pongan fin al que consideran trato "arbitrario" e "ilegal" al que es sometido uno de los cinco agentes cubanos encarcelados en EE.UU., cuyo caso se encuentra en la fase de apelación extraordinaria.

En una nota divulgada hoy en La Habana, el Parlamento cubano exige que Estados Unidos ponga fin "de inmediato" a la "situación injusta e ilegal" en que se encuentra Gerardo Hernández, quien en 2001 fue condenado en ese país a dos cadenas perpetuas más 15 años.

Según la declaración, las autoridades de Estados Unidos obstaculizan o impiden a Hernández el acceso a documentos legales relacionados con su caso, en pleno proceso de apelación extraordinaria mediante el procedimiento de "habeas corpus".

La Asamblea destaca que las autoridades norteamericanas conocen que a comienzos de la próxima semana se vence un "plazo decisivo" en el "habeas corpus" de Hernández, pero "la situación sigue igual" a pesar de una denuncia anterior realizada por los diputados cubanos el 1 de agosto.

En ese sentido, la Asamblea reclama "la solidaridad de todas las personas honestas" para apoyar el caso de Hernández, a quien se condenó por conspirar en el derribo de dos avionetas del grupo anticastrista "Hermanos al Rescate" en 1996 y por conspiración en espionaje.

Hernández, de 46 años, fue detenido junto a René González, Antonio Guerrero, Fernando González y Ramón Labañino en 1998 en Florida y en 2001 un tribunal federal de Miami los declaró culpables de conspirar contra la seguridad nacional estadounidense a través de la llamada red de espionaje "Avispa".

En 2008 un panel de tres jueces del Undécimo Tribunal de Apelaciones de Atlanta ratificó la condena de Hernández, que en marzo pasado presentó una declaración jurada en un tribunal de Florida reiterando su inocencia en los hechos.

En Cuba los cinco agentes son considerados "héroes" que luchaban contra el terrorismo.