El índice de aprobación del Gobierno de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, cayó ocho puntos en cuatro meses, desde el 56 por ciento en marzo hasta el 48 por ciento en julio, según un sondeo de la encuestadora Ibope divulgado hoy.

En contrapartida, el porcentaje de brasileños que reprueba el Gobierno subió desde el 5 por ciento hasta el 12 por ciento en el mismo período y el de los que califican la Administración como regular se elevó del 27 por ciento en marzo al 36 por ciento en julio.

Según el sondeo, en el que se encuestaron a 2.002 electores en 141 municipios entre el 28 y el 31 de julio y tiene un margen de error de dos puntos porcentuales, el 57 % de los brasileños consideran que la gestión de Rousseff es igual a la de su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, el 28 % la califican como peor y apenas un 3 % como mejor.

Rousseff asumió la Presidencia brasileña en enero pasado en sustitución de Lula, su mentor político y principal defensor de su candidatura y quien puso fin a ocho años de mandato con índices de popularidad récord.

El sondeo encomendado por la Confederación Nacional de la Industria (CNI) mostró que el índice de popularidad personal de Rousseff también se deterioró en cuatro meses, al caer desde el 73 por ciento en marzo hasta el 67 por ciento en julio.

De la misma forma, el porcentaje de brasileños que tiene una expectativa positiva con respecto al Gobierno cayó desde el 68 por ciento en marzo hasta el 55 por ciento en julio.

La encuesta, sin embargo, no alcanzó a medir totalmente la opinión de los brasileños desde que surgieron los escándalos de corrupción que han provocado la destitución de varios funcionarios en los ministerios de Transportes y Agricultura, y el arresto de 35 personas en el Ministerio de Turismo.

Según analistas, de la misma forma en que las denuncias de corrupción que provocaron hasta la renuncia del ministro de Transportes pueden perjudicar la imagen del Gobierno, los esfuerzos de Rousseff para combatir los desvíos de recursos públicos pueden mejorar la popularidad de la presidenta.