El Gobierno colombiano anunció hoy que va a reforzar la seguridad de los más de 100.000 candidatos que participarán en las elecciones regionales del próximo 30 de octubre, de los que muchos han sido amenazados y en lo que va de año 20 de ellos han sido asesinados.

El ministro colombiano del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, reiteró que el Gobierno adelanta un trabajo mancomunado para ofrecer garantías de seguridad a todos.

"Estamos avanzando en coordinación con la Policía Nacional y el Ministerio de Defensa para ofrecerles a más de 100.000 candidatos que se van a inscribir las suficientes garantías, con el propósito de que puedan participar con absoluta libertad en el proceso electoral", dijo el alto cargo.

Vargas Lleras explicó que para el Gobierno es imposible ofrecer un esquema de seguridad para cada uno de estos aspirantes, pero señaló que se centrará la atención en aquellas personas que han recibido amenazas o que adelantan su actividad proselitista en las zonas más complicadas por alteraciones del orden público.

"A las personas que tienen una situación de alto riesgo, de acuerdo con los estudios adelantados por las autoridades pertinentes, se les brinda una protección particular", dijo Vargas Lleras.

El ministro aclaró que, en todo caso, se hará énfasis "en aquellos municipios en donde las situaciones previamente hayan sido determinadas como de mayores riesgos para los candidatos".

Hace pocos días la Misión de Observación Electoral (MOE) reveló que van unos 20 candidatos asesinados este año en Colombia.

Los colombianos acudirán a las urnas este año para renovar a gobernadores y alcaldes, así como a sus legisladores de las asambleas departamentales y de los concejos municipales e igualmente a los ediles de las Juntas Administradoras Locales (JAL).