La autoridad electoral de Nicaragua anunció hoy que venció el plazo para que los nuevos votantes solicitaran la cédula de identidad, necesaria para ejercer el sufragio en los comicios de noviembre, en medio de denuncias opositoras de supuestas irregularidades durante el proceso.

La ley vigente en Nicaragua establece que los nuevos votantes pueden pedir la cédula de identidad, un documento que solo expide el Consejo Supremo Electoral (CSE), hasta 90 días antes de los comicios, que este año se celebrarán el próximo 6 de noviembre.

El presidente del CSE, Roberto Rivas, notificó que este lunes venció el plazo legal para que los nuevos votantes solicitaran su documento de identidad.

Precisó que el fin de semana se tramitaron 4.163 nuevas cédulas en todo el país, y que este lunes esperaban como máximo 4.000 nuevas solicitudes del documento de identidad, que en Nicaragua se entrega a toda persona a partir de los 16 años, edad mínima para ejercer el voto.

Rivas aseguró que "casi todos los nicaragüenses tienen su documento de identidad o al menos lo han solicitado".

El funcionario reafirmó que unos 3,3 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir el 6 de noviembre a su presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Añadió que los nuevos votantes que solicitaron la cédula dentro del plazo legal establecido, es decir, hasta hoy, pero que no le sea entregada, obtendrán "documentos supletorios de votación" con el cual podrán ejercer el sufragio en noviembre.

Por su parte, los partidos políticos de oposición reiteraron sus denuncias de que las autoridades electorales supuestamente se negaron a entregar los documentos de identidad a los solicitantes adversos al Gobierno del presidente del país y candidato a la reelección, Daniel Ortega.

El portavoz del opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Leonel Teller, dijo que su colectivo se vio forzado a realizar "plantones frente a las oficinas" del CSE para cedular a "una buena cantidad de ciudadanos".

Indicó que a muchos de ellos, incluyendo a nuevos votantes, las autoridades "les habían negado su derecho a obtener una cédula de identidad por no simpatizar con el partido de Gobierno", es decir, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

El pasado jueves, un opositor resultó con una herida de bala en su cuello cuando participaba en una protesta en el municipio norteño de San Fernando para exigir la cédula de identidad.

En ese municipio unos desconocidos hicieron explotar, hace dos semanas, una bomba de fabricación artesanal en el edificio del CSE, sin ocasionar víctimas y sin que hasta ahora las autoridades hayan identificado a los responsables.

El viernes pasado, grupos de manifestantes en Managua y en el occidental municipio de El Sauce exigieron ante oficinas del Consejo sus documentos de votación.

Las autoridades electorales sostienen que los manifestantes son "azuzados" por algunos candidatos a cargos de elección popular, sin acusar a ninguno en particular.