El 85 por ciento de los colombianos tiene una imagen positiva del presidente Juan Manuel Santos, quien en dos días cumplirá su primer año en el poder, según una encuesta sobre este aniversario divulgada hoy por medios periodísticos de Bogotá.

Santos sucedió el 7 de agosto de 2010 a Álvaro Uribe (2002-2010), ambos del Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U).

Mientras, otro 10 ciento dijo que su imagen del gobernante es negativa, según el sondeo, que fue realizado por el Centro Nacional de Consultoría (CNC) para el informativo CM&, de la televisión pública.

Un total de 1.000 personas en 38 centros urbanos del país, incluida Bogotá y otras grandes capitales departamentales, fueron consultados para este estudio, que tiene un margen de error del 3,1 por ciento.

Los encuestadores también preguntaron por la gestión de Santos, que recibió la aprobación del 83 por ciento de los entrevistados, contra el 14 por ciento, que dijo que la desaprueba.

Asimismo, indagaron sobre el manejo de las relaciones internacionales del país, que fueron aprobadas por el 88 por ciento y desaprobadas por el 9 por ciento.

En el caso de las relaciones con Venezuela, cuya opinión fue también recabada por el CNC, el 82 por ciento respondió que aprobada su manejo, contra el 15 por ciento, que lo desaprobó.

El manejo de la economía recibió una aprobación del 74 por ciento de los encuestados, contra el 21 por ciento, que la desaprobó.

A pesar de ello, el 58 por ciento consideró que la pobreza ha aumentado desde agosto de 2010, mientras que el 34 por ciento consideró que ha disminuido.

En cuanto al conflicto armado interno, el 66 por ciento de los encuestados consideró que la mayor guerrilla del país, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), son menos fuertes que hace un año, en tanto que el 28 por ciento sostuvo que son más fuertes de lo que eran en agosto de 2010.

El manejo de la corrupción, que es otro de los problemas en los que Santos ha debido emplearse a fondo durante el primero de sus cuatro años de mandato, recibió una aprobación del 75 por ciento, contra una desaprobación del 23 por ciento.

Los encuestadores también preguntaron si el país iba por buen camino, a lo que el 80 por ciento contestó que sí, contra el 17 por ciento que respondió que no.

En general, los índices de popularidad y aprobación para Santos son muy similares a los que mantuvo Uribe durante sus dos gobiernos, que siempre estuvieron por encima de tasas históricas que nunca bajaron del 70 por ciento.