Un grupo de mujeres nicaragüenses protagonizó hoy una protesta contra el excampeón mundial de boxeo Ricardo 'El Matador' Mayorga y el promotor estadounidense Don King, y se quejó de la protección policial que los escoltaba.

La protesta tuvo lugar en las afueras de un hotel de Managua en el que estaban hospedados Mayorga y Don King, y estuvo protagonizada por un grupo de activistas de los derechos humanos que discutía en el mismo establecimiento la "gravedad" de la violencia sexual.

Juanita Jiménez, dirigente del no gubernamental Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), declaró a Efe que la protesta iba dirigida en concreto contra el boxeador, a quien consideró una figura "repudiable" por una denuncia de abuso sexual que interpuso en su contra una joven de 22 años en septiembre de 2004, de la que Mayorga fue declarado inocente en diciembre de ese mismo año.

"Él se amparó bajo la figura del actual presidente (Ortega) para evadir la justicia", denunció Jiménez.

Según la activista, cuando las mujeres salieron a protestar por la presencia de Mayorga en el lugar, se toparon con una "lamentable" escolta de diez agentes dos patrullas policiales que los "protegía".

Don King concluyó este jueves una visita de cinco días a Managua, adonde llegó para negociar con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, una velada boxística en la capital nicaragüense cuyo combate estelar lo protagonizaría 'El Matador' Mayorga (29-8-1).

Mayorga, excampeón mundial de las 154 libras (70 kilos), ha sido una figura polémica en Nicaragua y cuenta con el respaldo de Ortega, que lo invitó a la tarima principal en la celebración del 32 aniversario de la revolución sandinista, el pasado 19 de julio.

Además de haber sido acusado de abuso sexual, Mayorga sufrió prisión preventiva tras ser inculpado por el delito de estafa.

El MAM también criticó a Ortega por haber recibido a Don King en un acto oficial el pasado martes, pocos días después de haberse negado a atender a una delegación de Amnistía Internacional (AI) que estuvo la semana pasada en Managua.

Esa misión de AI promovió en Nicaragua entre los candidatos a la Presidencia en las elecciones del 6 de noviembre, en las que Ortega busca una polémica reelección, un compromiso para combatir la violencia sexual contra mujeres y niñas, y poner alto a los abusos contra los activistas de derechos humanos y contra la prensa.

"Es como una burla que (Ortega) reciba a este tipo de personas (a Mayorga y a Don King) y les dé este tipo de protección policial", se quejó Jiménez.