La Cruz Roja de Corea del Sur ofreció hoy ayuda por valor de 5.000 millones de wones (3,3 millones de euros) a Corea del Norte para colaborar en las labores humanitarias tras las recientes inundaciones sufridas por el país comunista.

La oferta, que según los analistas podría contribuir a rebajar la tensión entre ambos países, incluye material médico y de emergencia, indicó a la agencia local Yonhap un representante de la Cruz Rojo que prefirió no ser identificado.

El organismo "ha decidido proveer ayuda de emergencia a la población norcoreana por motivos humanitarios", dijo el citado representante.

La decisión de ofrecer la ayuda se produce dos días después de que el régimen comunista norcoreano indicara que docenas de personas murieron, desaparecieron o resultaron heridas por un tifón y por las recientes lluvias torrenciales que asolaron el país.

Según la agencia estatal norcoreana, KCNA, las lluvias destruyeron 2.900 viviendas y anegaron cerca de 60.000 hectáreas de tierras de cultivo, lo que podría empeorar aún más la situación alimentaria en las regiones afectadas.

En los últimos años Corea del Norte ha padecido inundaciones en varias ocasiones, las más graves en 2007, cuando las precipitaciones más fuertes sufridas por el país en 40 años acabaron con la vida de unas 600 personas y dejaron a 100.000 sin hogar.

El anuncio de la Cruz Roja coincidió con el viaje a Corea del Norte de seis representantes de grupos civiles surcoreanos para supervisar la distribución de 300 toneladas de harina enviadas la semana pasada y garantizar que llegan a sus destinatarios, especialmente niños y ciudadanos necesitados.