Con el asesinato de un candidato a un cargo municipal en las elecciones generales del próximo 11 de septiembre, ocurrido el domingo pasado, ya son 35 las muertes por la violencia electoral, informaron hoy fuentes políticas y la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH).

La víctima, Manuel Blanco, de 29 años, era candidato a síndico de la municipalidad de Pueblo Nuevo Viñas, en el departamento de Santa Rosa (sureste), por el partido opositor Compromiso, Renovación y Orden (Creo) y fue atacado a tiros en la aldea San Sebastián cuando retornaba a su casa.

Fuentes de la Policía Nacional Civil (PNC) explicaron a los periodistas que la víctima recibió al menos seis balazos.

Según el candidato a alcalde del municipio de Pueblo Nuevo Viñas, Gerby Herrarte, Blanco, quien le acompañaba en su lista electoral, había participado por la mañana en un mitin político del partido.

El pasado 16 de junio también fue asesinado a tiros Carlos Enrique Dardón, del partido Creo, candidato a alcalde del municipio de San José Pinula, a unos 26 kilómetros al sur de la capital.

Por ese crimen y el del candidato a alcalde por ese mismo municipio, Augusto Ovalle, del también opositor Partido Unionista (PU), perpetrado el 11 de junio último, fue capturado el pasado 6 de julio Luis Marroquín, candidato a alcalde de otro partido opositor, Libertad Democrática Renovada (Líder).

El procurador de los Derechos Humanos de Guatemala, Sergio Morales, dijo hoy a los periodistas que la violencia electoral, desde principios de año, ha dejado ya 35 muertos.

Entre las víctimas figuran candidatos a corporaciones municipales, familiares de políticos, seguidores de los partidos y un funcionario del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en el oriental departamento de Jutiapa, Hilario López, el 14 de enero.

Guatemala celebrará elecciones generales el próximo 11 de septiembre para elegir presidente, vicepresidente, 158 diputados al Congreso, 20 al Parlamento Centroamericano y 333 corporaciones municipales para el periodo 2012-2016.