El Gobierno del presidente Evo Morales afirmó hoy que Chile sí le debe a Bolivia una salida soberana al océano Pacífico y le acusó de incumplir el Tratado de Paz y Amistad de 1904, en respuesta al canciller chileno, Alfredo Moreno, que el fin de semana sostuvo que su país no "debe nada".

El director de Reivindicación Marítima de la Cancillería de La Paz, Rubén Saavedra, afirmó hoy en una rueda de prensa que "la propia historia muestra con claridad que Chile tiene deudas con Bolivia".

"La principal deuda que tiene con Bolivia es el acceso que debe tener nuestro país al océano Pacífico, al cual tiene derecho de manera soberana", afirmó Saavedra.

El ministro Moreno advirtió el fin de semana que "Chile tiene la mejor voluntad de colaborar para que Bolivia tenga un mejor acceso al mar. Hay muchas cosas que podemos hacer juntos, pero no podemos llevar eso a equívoco, porque Chile no le debe nada a Bolivia".

El Gobierno de La Paz reclama al de Santiago la restitución de la salida al mar perdida en una guerra de fines del siglo XIX, en la que Perú fue aliado de los bolivianos y también perdió territorio.

Chile ha pedido a Bolivia que respete al Tratado de Paz y Amistad de 1904 que puso fin a la guerra y fijó la soberanía chilena sobre territorios costeros que antes eran bolivianos.

Al respecto, Saavedra sostuvo que "el Tratado de 1904 no es cumplido por Chile" porque Bolivia debería tener acceso a los puertos chilenos, pero, por ejemplo, no puede usar el de Iquique, pese a haberlo solicitado hace seis años.

Sobre la terminal marítima de Arica, Saavedra sostuvo que ese puerto fue privatizado y los concesionarios modifican periódicamente las tarifas portuarias perjudicando a las empresas bolivianas.

También aseguró que el tratado es incumplido porque hace 16 años no está en operación el ferrocarril Arica-La Paz, lo cual provoca perjuicios en el transporte de la carga boliviana.

Saavedra recordó además que la resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) de 1979 "establece y recomienda que Bolivia y Chile deben negociar" para que el primer país logre un acceso soberano al Pacífico "sin compensación territorial".

"Este también es un ejemplo de que efectivamente existe un litigio y conflicto pendiente entre los dos países", agregó y señaló que la última sesión de la OEA en San Salvador 13 países pidieron la continuidad del diálogo bilateral sobre la controversia.

Saavedra, que además acusó a Chile de incumplir sus compromisos para la destrucción de la minas antipersonales en la frontera, expresó su confianza en que la demanda marítima boliviana se resolverá por el diálogo bilateral o en tribunales internacionales.

Enfatizó que Bolivia actúa de buena fe porque, si bien el pasado 23 de marzo anunció que llevará su demanda a los tribunales, también mantiene el diálogo como el celebrado el 28 de julio en Lima entre el presidente Morales y su colega chileno, Sebastián Piñera.