El conservador Mauricio Macri es amplio favorito para retener por otros cuatro años la Alcaldía de Buenos Aires tras la segunda vuelta de las elecciones que se celebrará el domingo en la capital argentina, en la que competirá contra el senador Daniel Filmus.

Todas las encuestas coinciden en que Macri, líder de Propuesta Republicana (Pro), lleva una cómoda ventaja, superior a los 25 puntos, sobre Filmus, quien representa al Frente para la Victoria (FPV), la agrupación peronista que encabeza la presidenta del país, Cristina Fernández.

Según el último sondeo publicado este viernes, de la consultora Poliarquía, el alcalde tiene una intención de voto del 63,6 %, mientras que la del senador alcanza el 36,4 %.

En la primera ronda electoral, celebrada el pasado día 10, Macri obtuvo el 47,08 % de los votos, frente al 27,78 % de Filmus, pero esta diferencia no fue suficiente, ya que la Constitución municipal establece que el jefe del Ejecutivo debe ser elegido por más de la mitad de los sufragios en esa instancia.

Los últimos tramos proselitistas estuvieron marcados por denuncias de "campaña sucia" hechas por el senador Filmus en contra del alcalde de Buenos Aires.

El legislador ha solicitado a la Justicia que investigue al consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, asesor de Macri, por su supuesta responsabilidad en el montaje de esa "campaña sucia".

Filmus denunció que, previo a la primera vuelta, "cientos de miles" de porteños recibieron llamados en los que se afirmaba que su padre estaba vinculado "en negocios turbios" con Sergio Schoklender, exapoderado de las Madres de Plaza de Mayo envuelto en un escándalo judicial por manejos irregulares en planes de viviendas.

Según la denuncia que investiga el juez Ariel Lijo, esos llamados fueron realizados desde la empresa Tag Continental, fundada por Rodrigo Lugones, actualmente director ejecutivo de la consultora política Durán Barba y Asociados.

En ese sentido, Fabián Perechodnik, director de Poliarquía, sostuvo que estas acusaciones "no impactaron negativamente" en la campaña de Pro.

Con un peso del 8,6 % en el padrón nacional y 2.482.868 personas habilitadas para votar, entre ellas 11.781 extranjeras, la capital argentina es el tercer mayor distrito electoral del país, detrás de las provincias de Buenos Aires (10,7 millones) y Córdoba (2,5 millones).

Macri y Filmus ya se enfrentaron por la Jefatura de Gobierno de Buenos Aires en los comicios de 2007, cuando el conservador se impuso en la segunda vuelta con el 60,7 % de los votos.

Mauricio Macri, de 52 años, es un acaudalado empresario y exdirigente deportivo que ingresó definitivamente en la arena política tras presidir durante más de doce años y con gran éxito al Boca Juniors, el equipo de fútbol más popular de Argentina.

Nacido en la ciudad bonaerense de Tandil, este ingeniero civil le debe su fama inicial y su fortuna al imperio fundado por su padre, el italiano Franco Macri, en cuyas empresas Mauricio hizo carrera.

En 2003 fundó la agrupación política Compromiso para el Cambio y se postuló para la Jefatura de Gobierno de Buenos Aires. Ganó la primera vuelta frente al entonces alcalde, Aníbal Ibarra, pero éste se impuso en la segunda ronda electoral.

En 2005 creó el Pro, con el que accedió primero a una banca de diputado nacional y dos años después a la Alcaldía de Buenos Aires, desde la que se ha convertido en férreo opositor del Gobierno de Cristina Fernández.

Su gestión como alcalde estuvo teñida por fuertes críticas desde la oposición a su supuesta incapacidad para dar solución a los grandes problemas de la ciudad, como la suciedad, el caos de tránsito, el déficit de viviendas y la decadencia de la estructura edilicia en hospitales y escuelas.

Filmus, por su parte, nació en esta ciudad el 3 de junio de 1955 y el momento culminante de su carrera política ocurrió durante el Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007), en el cual fue ministro de Educación.

Sociólogo de profesión, en 1989 ingresó en la gestión publica como director general de Educación de la ciudad de Buenos Aires, cargo al que renunció tres años después para asumir la dirección de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Como ministro de Kirchner impulsó una batería de leyes que, entre otras cosas, incrementó notablemente la financiación educativa.

En 2007 perdió la Alcaldía contra Macri, pero meses después ganó una banca en la Cámara Alta.

Filmus promete para Buenos Aires un Estado "más presente" y un trabajo coordinado entre el Gobierno local y el nacional.