El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo hoy que su Informe a la Nación, el próximo 10 de agosto ante la Asamblea Nacional, tendrá novedades y no excluyó aplicar la "muerte cruzada" si la oposición alcanza la mayoría en el Legislativo.

En su habitual informe de los sábados, Correa señaló que prepara el informe que no sólo será presentado por él, sino por sus ministros coordinadores.

El 10 de agosto "se verá" como está la correlación de fuerzas en la Asamblea y si la oposición pretende obstruir la gestión del Gobierno se aplicará la "muerte cruzada", por la cual se disuelve el Parlamento y se convoca de inmediato a nuevas elecciones presidenciales a las que podría presentarse el mandatario, explicó.

"Yo no excluyó la muerte cruzada. Yo no estoy aquí para calentar un puesto", exclamó Correa, quien espera mantener una mayoría afín en el Legislativo que mañana, domingo, elegirá a sus nuevas dignidades.

"Si se pierde la mayoría y se forma una mayoría que sólo quiere boicotear al Gobierno nacional yo prefiero irme a mi casa. Mi renuncia está siempre en las manos del pueblo ecuatoriano, antes de perder el tiempo con tanto chantajista y extorsionador", afirmó.

Además, dijo que hay empresas de información supuestamente interesadas en que la oposición controle la Asamblea Nacional.

"Hay mucho billete (dinero) de la prensa corrupta, porque quieren captar la Asamblea para desestabilizar al Gobierno, están desesperados; pero no se preocupen, volveremos a vencer" en el Legislativo, agregó Correa, que esta semana sufrió la deserción de uno de sus legisladores más cercanos, César Rodríguez.

Correa lamentó la separación de Rodríguez, que no se la esperaba, pero dijo que esa actitud responde a que el asambleísta pretende ser candidato a la presidencia del Legislativo, donde el oficialismo apuesta por la reelección de Fernando Cordero.

Sobre el Informe a la Nación, Correa dijo que éste no sólo será presentado por él o su vicepresidente, Lenin Moreno, sino que intervendrán de forma breve "cada uno de los ocho ministerios coordinadores".

Ello para que "sepa el pueblo ecuatoriano de dónde vinimos, dónde estamos y a dónde vamos en cuanto al buen vivir, el desarrollo y el mandato que nos dieran" los ciudadanos en las elecciones, agregó.