El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo hoy, tras reunirse en Lima con una representación de movimientos indígenas y sociales, que "el capitalismo no es ninguna solución" y por eso "el mundo espera una nueva tesis política".

"El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional antes nos chantajeaban; ahora por los menos no nos imponen sus programas", declaró el mandatario boliviano, quien llegó de madrugada a Lima para asistir a la investidura presidencial de Ollanta Humala.

Al término de un encuentro celebrado en la embajada de Bolivia en Perú con activistas sociales de ambos países, Morales dijo que "los pueblos indígenas tienen una lucha de sus antepasados, y esa lucha es antiimperialista y anticapitalista".

"Los movimientos sociales de Latinoamérica pueden impulsar una nueva tesis política por la vida, por el planeta, por la Madre Tierra", aseveró el mandatario boliviano, quien puso como ejemplo de la decadencia del sistema capitalista la crisis que aqueja a Estados Unidos y Europa.

Morales reafirmó la viabilidad del proyecto del Banco del Sur, una entidad financiera pensada -según dijo- para que los países septentrionales "de todos los continentes" depositen sus reservas y éstas sirvan para impulsar el desarrollo.

"Hay países capitalistas que le hacen mucho daño a la Madre Tierra y no tienen respeto hacia los pueblos empobrecidos (...); felizmente, en Bolivia, la lucha del pueblo no ha sido en vano", enfatizó Morales.

El mandatario boliviano llegó en la madrugada de este jueves a Lima para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente de Perú, Ollanta Humala, a quien le deseó muchas felicidades

A Morales le acompañan sus ministros de Relaciones Exteriores, de la Presidencia y de Gobierno, quienes prolongarán su estancia en Lima para trabajar con las nuevas autoridades peruanas.