El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se mostró hoy plenamente convencido de que los gobiernos de Lima y Santiago acatarán en buena lid el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya que el año próximo resolverá sobre la demanda marítima de Perú.

"Tanto Perú como Chile somos países respetuosos del derecho y los tratados internacionales; por lo tanto, estoy seguro de que sabremos ser leales a esa tradición y cumplir con lo que resuelva el Tribunal de la Haya", declaró Piñera a la salida del Congreso peruano, donde Ollanta Humala fue investido como presidente.

El gobernante chileno asistió hoy, junto con otros mandatarios latinoamericanos, a la investidura de Humala, con quien este jueves mantuvo un breve encuentro.

El propio mandatario peruano aprovechó el discurso de su investidura para dejar claro que Perú aceptará la decisión que adopte la Corte Internacional de Justicia sobre el litigio por la frontera marítima que mantienen ambos países.

Piñera, quien se encontraba entre los invitados a la ceremonia de investidura, ovacionó el gesto de Humala, quien a su vez le respondió aplaudiendo desde el estrado.

Perú demandó a Chile para modificar la frontera marítima e incorporar unos 35.000 kilómetros que hasta ahora han estado bajo soberanía chilena.

Mientras que Lima sostiene que los límites nunca fueron fijados y que simplemente hay acuerdos pesqueros, Chile argumenta que éstos están reconocidos en los tratados suscritos en 1952 y 1954.

Dejando a un lado la controversia limítrofe, en el encuentro que sostuvo con Ollanta Humala, Piñera le planteó hoy la necesidad de que ambos países "enfrenten juntos los desafíos que les afectan".

"Perú y Chile están entre los países de mayor crecimiento en América Latina, pero eso no basta -dijo-, tenemos que hacer que los frutos del desarrollo lleguen a los sectores más vulnerables".

"Tenemos un largo camino que recorrer; si compartimos experiencias y unimos nuestras fuerzas, vamos a hacerlo de forma más rápida y segura", enfatizó el mandatario chileno.

A juicio de Piñera, Chile y Perú tienen "enemigos comunes", como la pobreza, la ignorancia y el subdesarrollo, que deben enfrentar "como países hermanos" para que los ciudadanos "tengan las oportunidades que se merecen".

"Al presidente Ollanta Humala quiero desearle la mejor de las suertes", manifestó Piñera, quien le transmitió "un mensaje cariñoso de amistad y hermandad del pueblo chileno.

Al presidente Humala "ahora le toca la parte más difícil pero también la más hermosa, que es cumplir los compromisos que ha adquirido con el pueblo peruano", recordó Piñera.

"Y para eso va a requerir no sólo el esfuerzo de su propio gobierno, sino la unidad de todo el pueblo peruano. La democracia es así", recalcó el gobernante chileno.

"Ojalá el pueblo peruano encuentre la unidad para enfrentar los enormes problemas, pero también las grandes oportunidades" que tiene por delante, concluyó.