El 55 % de los brasileños es contrario a la decisión de la máxima corte del país que extendió a las parejas de homosexuales el derecho a dejar constancia de su unión ante el Registro Civil, según un sondeo divulgado hoy por la firma encuestadora Ibope.

Apenas un 48 % de los 2.002 brasileños de más de 16 años entrevistados en 142 municipios del país dijo apoyar la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF) de permitir que parejas del mismo sexo registren su unión civil ante notarios o jueces.

Según la firma Ibope Inteligencia, que realizó la encuesta entre el 14 y el 18 de julio, los sectores de población que más aceptan la unión civil de los homosexuales son las mujeres, los jóvenes, los más escolarizados y las clases sociales más altas.

En cambio, la rechaza el 63 % de los hombres y el 48 % de las mujeres, así como el 68 % de las personas con educación primaria y el 40 % con formación universitaria.

Mientras que el 60 % de los jóvenes entre 16 y 24 años la apoya, el 73 % de los mayores de 53 años la rechaza.

Por religiones, mientras que el 50 % de los católicos y el 51 % de los ateos es favorable a la unión civil para parejas homosexuales, ese porcentaje es muy inferior entre los evangélicos y protestantes (23 %) y muy superior entre los que dicen ser de "otras religiones" (60 %).

En cuanto a la posibilidad de que parejas del mismo sexo adopten hijos, el 55 % dijo ser contrario, porcentaje que es más elevado entre los hombres (62 %), entre los mayores de 50 años (70 %) y entre las personas que sólo tienen educación primaria (67 %).

Pese a que la mayoría rechaza la unión civil de los homosexuales o la adopción por parte de parejas del mismo sexo, el 73 % de los encuestados dice que no rechazaría un amigo en caso de que asuma ser homosexual, pero un 24 % dijo que sí lo haría.

Los porcentajes de los que no le darían la espalda a un amigo homosexual son mayores entre las mujeres (80 %) y entre los jóvenes de entre 16 y 24 años (85 %).

De los encuestados, un 14 % se dijo total o parcialmente contrario a que homosexuales trabajen como médicos, un 24 % vetó su actuación como policías y un 22 % como profesores.

"Los resultados del estudio muestran que, de una forma general, el brasileño no tiene restricciones para lidiar con homosexuales en su día a día, por ejemplo con amigos que asuman su opción sexual, pero aún se muestra resistente a medidas que puedan denotar algún tipo de apoyo de la sociedad al asunto", según la directora de mercado del Ibope Inteligencia, Laure Castelnau.