El ministerio de Relaciones Exteriores de Perú reiteró que los acuerdos marítimos de 1952 y 1954 firmados con Ecuador y Chile "no son tratados de límites ni concebidos como tales", según un comunicado difundido hoy en Lima.

La cancillería peruana hizo esta precisión a propósito del Acta de la I Reunión del Consejo de Asociación entre Chile y Ecuador, del pasado 25 de julio, en el que ambos países resaltaron la vigencia de la Declaración sobre Zona Marítima de 1952 y el Convenio sobre la Zona Especial Fronteriza Marítima de 1954.

El ministerio de Relaciones Exteriores reiteró "la posición del Perú acerca de la naturaleza y alcances" de ambos documentos con respecto a que "no son tratados de límites ni fueron concebidos como tales".

De acuerdo con la posición peruana, esos documentos firmados por los tres países implicaban el manejo de la pesca en el océano Pacífico, pero no fijaron los límites marítimos, motivo por el cual Lima presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en 2008 para delimitar su mar con Chile.

Con respecto al límite marítimo con Ecuador, la cancillería peruana agregó que "ha sido establecido mediante el Acuerdo por Intercambio de Notas de contenido idéntico, del 2 de mayo de 2011, que incluye su propia representación gráfica sobre el curso del límite marítimo" y que está registrado en la Sección Tratados de la Secretaría de las Naciones Unidas.

El referido acuerdo "no contiene referencia alguna a los instrumentos de 1952 y 1954 ni tampoco a documentos unilaterales como la Carta Náutica ecuatoriana IOA42", apuntó.

No obstante, el presidente chileno, Sebastián Piñera, consideró en mayo pasado que la decisión de Perú de aceptar la carta náutica de Ecuador, que establece el paralelo como límite marítimo entre ambos países, coincide con la postura defendida por su país en la demanda.

El próximo canciller peruano, Rafael Roncagliolo, declaró esta semana a la prensa que todos acatarán el fallo que emita la corte de La Haya y consideró "poco probable" que la posición de Perú fracase.