El senador uruguayo Jorge Saravia, expulsado de la coalición oficialista Frente Amplio por su negativa a votar a favor de un proyecto para eliminar la Ley de Caducidad, anunció hoy su intención de ingresar al opositor Partido Nacional, donde comenzó su carrera política.

En declaraciones recogidas por la emisora El Espectador, Saravia confirmó que sus seguidores, agrupados en el sector Patria Grande, se integrarán en el tradicional partido "blanco" para formar un nuevo espacio en el seno del principal partido opositor.

"La próxima semana (Patria Grande) vamos a presentar públicamente un informe oficial que es la que va a lanzar el ingreso oficial al Partido Nacional. Está todo encaminado", dijo el senador.

El legislador señaló además que el nuevo sector dentro de los blancos estará formado, además de Patria Grande, por otras agrupaciones de simpatizantes nacionalistas y de otros partidos que quieran unírseles.

Pese a este cambio de filas, Saravia, que fue elegido senador por el Movimiento de Participación Popular (MPP), el mismo grupo del presidente José Mujica, sostuvo que mantendrá su escaño como senador ya que lo obtuvo "en base a un acuerdo" firmado en 2004 entre Patria Grande y el MPP.

El MPP decidió el pasado 30 de marzo considerar "autoexcluido" de sus filas al senador debido a sus actitudes a contramano de la postura mayoritaria del MPP y del FA.

Ya entonces el senador dijo que esa expulsión no tendría efectos prácticos salvo dejarle fuera de las reuniones de los legisladores del grupo político.

Sin embargo, en aquel momento Saravia indicó que se mantendría en la órbita del Frente Amplio, una heterogénea coalición de izquierdas en la que hay desde comunistas a demócratas cristianos, y que cumpliría con su programa de Gobierno.

El senador decidió no acompañar una ley interpretativa impulsada por el Gobierno para dejar sin efecto práctico la Ley de Caducidad que impide juzgar a militares y policías acusados de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura (1973-1985).

En aquel momento, tres de los 17 senadores de la coalición se opusieron a la medida, pero dos de ellos decidieron acatar la decisión del Frente de obligar a sus legisladores a votar a favor más allá de sus posturas personales.

Saravia ratificó su negativa y anunció que votaría con la oposición, lo que generó un gran malestar en el Frente y a la postre su expulsión de la coalición.