Ecuador exigirá un certificado de antecedentes penales (pasado judicial) a los extranjeros que deseen permanecer de forma indefinida en el país, informó hoy el viceministro del Interior, Leonardo Valenzuela.

En rueda de prensa, Valenzuela señaló que también se impedirán los matrimonios mediante un poder, es decir, sin la presencia física de la persona.

La medida llega en un momento de gran alarma social por la criminalidad en Ecuador.

El año pasado el Gobierno descubrió la presunta utilización de matrimonios y uniones de hecho arreglados entre ecuatorianos y cubanos para que éstos obtuvieran papeles de residencia.

Valenzuela comentó que al momento se realizan investigaciones para determinar la legalidad de los matrimonios contraídos a través de poderes, pero no proporcionó más detalles.

"Si en el proceso de investigación logramos detectar y determinar que la obtención de visa fue fraudulentamente, evidentemente habrá que hacer la aplicación de la ley, en este caso revocar la visa entregada por el Estado ecuatoriano", puntualizó.

Reiteró que "de aquí en adelante, el Registro Civil va a evitar el matrimonio de extranjeros mediante poder", y señaló que se ha resuelto que las uniones de extranjeros con ecuatorianos se realizarán "con la presencia del ciudadano", quien debe estar como mínimo doce meses en el país de forma ininterrumpida.

Para combatir la creación de "empresas de papel" para justificar un requisito para obtener un visado, Ecuador emprenderá la verificación "in situ" de la compañía, que deberá tener un capital pagado de 25.000 dólares, y también pedirá más requisitos para el visado de los apoderados generales de las compañías.