Un joven opositor nicaragüense se encadenó hoy cerca del edificio del Consejo Supremo Electoral (CSE), en Managua, en rechazo a la polémica candidatura presidencial del actual mandatario, Daniel Ortega, quien buscará su reelección en los comicios de noviembre próximo.

Jairo Contreras, miembro de la organización opositora Resistencia Juvenil por la Dignidad Nacional (Rejudin), se encadenó en el busto "Benito Juárez", ubicado entre el edificio del CSE y la sede central de la Policía Nacional, en el nuevo centro de Managua.

Esa protesta simbólica ocurre en la víspera de un acto de masas en el que el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) celebrará el 32 aniversario del derrocamiento de la dictadura de los Somoza.

Contreras es acompañado por Byron Rivas, otro miembro de Rejudin, que no se encadenó.

Posteriormente se apostaron cerca de ese lugar jóvenes sandinistas que defienden la candidatura de Ortega, sin incidentes.

El dirigente juvenil opositor explicó a periodistas que protesta contra la "burla y humillación" que sufren los nicaragüenses de parte del Gobierno y el CSE, que aceptaron la candidatura de Ortega.

En las presidenciales de noviembre, Ortega buscará la reelección frente a una oposición, fragmentada en cuatro frentes, que denuncia que esa postulación es un "golpe a la democracia".

Ortega logró optar por un segundo mandato consecutivo después de que magistrados sandinistas de la Corte Suprema de Justicia declararan inaplicable la norma constitucional que prohíbe la reelección inmediata.

Unos 3,3 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir el 6 de noviembre a su presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 ante el Parlamento Centroamericano.