El área de acción de la banda armada Sendero Luminoso en Perú se ha reducido a 5.000 kilómetros cuadrados en el sur del país, de aproximadamente 34.000 kilómetros cuadrados de hace cinco años, indicó hoy el ministro de Defensa, Jaime Thorne.

El titular de Defensa señaló, en declaraciones a la agencia estatal Andina, que la reducción del área de influencia de Sendero en el Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), que se extiende por la ceja de selva de las regiones Ayacucho y Cuzco, Junín y Apurímac, es el principal logro de este ministerio en la gestión de Alan García.

Las cumbres cubiertas de bosques que caracterizan al VRAE, sólo accesibles por río o por el aire, se han convertido en el mejor escondite de Sendero en los últimos años y en zona de cultivo masivo de hoja de coca, el principal insumo de la cocaína.

Según el último informe de la Oficina de la ONU contra la droga y el delito (UNODC), los cultivos de hoja de coca crecieron hasta las 61.200 hectáreas en 2010 y la producción subió a 129.500 toneladas el año pasado, pero el Gobierno rechaza que Perú sea el primer productor mundial de la hoja de coca como sugieren estos datos.

A partir del 2008, el Gobierno peruano reforzó las bases militares en esa zona para emprender el combate de las mafias narcoterroristas afincadas en esta región y el Ejército ha sufrido emboscadas y bajas entre sus filas.

El ministro indicó que la reducción del área de acción de Sendero en el VRAE "es una labor estratégica del Ejército (peruano)", y agregó que "solo en lugares como Afganistán y Vietnam se dan condiciones tan difíciles (como aquella) para pelear".