El diario El Universo ofreció hoy en una audiencia rectificar una columna que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró ofensiva, para poner fin a la demanda en su contra y evitar la quiebra del rotativo, algo que el mandatario rechazó.

"Le ofrecemos que nos haga llegar el texto de la rectificación exigida para disponer su reproducción íntegra en El Universo, en el día y espacio que usted señale", afirma la declaración presentada por el medio de comunicación ante la Corte Provincial de Justicia del Guayas al inicio de la audiencia.

Nicolás Pérez, uno de los dueños del diario, salió de la sala después de que el abogado del presidente rechazara la oferta, según relató él mismo.

En el pasado, Correa había dicho que retiraría la querella si el rotativo rectificaba la información.

El conflicto entre Correa y El Universo, el diario tradicional de mayor tirada del país, ocurre en un momento de gran tensión entre el mandatario y la mayoría de la prensa independiente, a la que él acusa de ser "corrupta" y de manipular la información.

El presidente también se ha querellado contra dos periodistas por afirmar que él conocía los negocios que tenía con el Estado su hermano Fabricio Correa y ayer un juez desestimó otra demanda contra el diario Hoy, en la que el Gobierno le acusaba de violar el silencio electoral previo al referendo celebrado en mayo pasado.

En el caso contra El Universo, Correa reclama una indemnización de 80 millones de dólares y tres años de prisión para los directivos y para Emilio Palacio, autor de la columna en cuestión y entonces jefe de opinión, pero que renunció posteriormente.

La audiencia se celebra bajo grandes medidas de seguridad en una corte de Guayaquil, protegida por un cordón de varios centenares de policías y de unas decenas de militares.

En los alrededores se han congregado grupos de apoyo al Gobierno con carteles, banderas y consignas contra la prensa, mientras también se lleva a cabo una marcha en favor de El Universo organizada por los trabajadores del diario.

Correa interpuso la querella en marzo pasado por una columna de opinión en la que Palacio se dirigía a él como "dictador" y aseguraba que durante un levantamiento policial el 30 de septiembre de 2010 ordenó "fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente".

El mandatario estuvo retenido gran parte ese día en el hospital policial y fue rescatado tras una operación llevada a cabo por fuerzas leales en medio de un intenso tiroteo. Se desconoce quién dio la orden de liberar al presidente por la fuerza.

En el documento presentado ante el tribunal, Carlos, César y Nicolás Pérez, los dueños del periódico y quienes ocupan los cargos de director y subdirectores, respectivamente, argumentan que está en juego la supervivencia del diario, donde trabajan 4.000 personas.

Para evitar "la catástrofe" accedieron al pedido de rectificación, pero como ellos no fueron autores de la columna "y sin poder anticipar que la rectificación que hagamos coincida con su pensamiento" pidieron a Correa que sea él quien facilite el texto que quiere que aparezca en el diario.

"Si usted decide no aceptar nuestra propuesta, que sirva esta carta como cumplimiento de su exigencia", dijeron los hermanos Pérez, que dijeron esperar que con esta oferta Correa "ponga fin a este juicio".