El presidente de Ecuador, Rafael Correa, y los directivos del diario El Universo se verán mañana cara a cara en una audiencia sobre la demanda interpuesta por el mandatario por una columna que considera ofensiva.

Correa reclama una indemnización de 80 millones de dólares y tres años de prisión para los directivos y para Emilio Palacio, quien era jefe de opinión del mencionado diario, pero que renunció posteriormente como consecuencia del caso.

A la audiencia, que tendrá lugar en Guayaquil, acudirá el mandatario, confirmó a Efe una portavoz de la presidencia, así como los demandados.

Correa interpuso la querella en marzo por un artículo en el que Palacio se dirigía a él como "dictador" y aseguraba que ordenó el 30 de septiembre de 2010, durante una sublevación policial, "fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente".

Correa, que ha negado esa versión, ese día estuvo retenido gran parte de la jornada por agentes sublevados en el hospital policial y fue rescatado tras una operación llevada a cabo por fuerzas leales en medio de un intenso tiroteo.

Palacio manifestó hoy en un comunicado que los demandados ya se imaginan cuál será la sentencia y que sólo asisten por formalidad.

"No tendremos mucho que decir, además, ya que no nos darán la oportunidad para presentar las pruebas que nos exigen desde la publicación de mi artículo del 6 de febrero", resaltó el periodista.

Palacio presentó a principios de mes su renuncia a El Universo para desalentar la demanda contra el rotativo.

En ese entonces, Palacio aseguró que con esa acción esperaba que "dé lugar a que el Presidente, en efecto, retire su querella contra El Universo y contra los señores Carlos, César y Nicolás Pérez", máximos directivos del matutino.

Por su parte, Correa manifestó en varias ocasiones que no dejará que "se juegue contra su honor" ni con "los hechos del 30 de septiembre".

Asimismo, cuando interpuso la demanda argumentó que ésta se hace extensible no sólo al editorialista, sino también a los directivos del periódico porque, como dueños del medio, son responsables de la política editorial.

El mandatario ha insistido en que retirará la querella si el rotativo rectifica la información.

El Gobierno de Correa y varios medios periodísticos han mantenido un incesante enfrentamiento mediático.

Dentro de este contexto, un juez desestimó hoy la sanción de 100.000 dólares contra el diario Hoy pedida por la ministra Coordinadora de la Política, Doris Soliz, por una supuesta violación de la ley electoral.

El rotativo presentó tres fotografías el 6 de mayo de 2011, día antes de la votación de una consulta popular, que mostraba a tres personalidades de la historia de Ecuador con la boca cubierta con un esparadrapo, acompañadas del mensaje: "El silencio mata la democracia, pero una prensa libre la sostiene".

Soliz mantiene que esa publicidad inducía a los ecuatorianos a votar "no" en las preguntas de la consulta popular, donde el oficialismo ganó el "sí" en todas las cuestiones, dos de las diez preguntas iban dirigidas a la regulación de los medios.

En una se prohíbe que los directivos de medios y altos cargos tengan inversiones en otros negocios y la otra propone la creación de un Consejo que regule los contenidos discriminatorios, sexuales y violentos que se emiten en los medios.