El director ejecutivo de ONU-Hábitat, el español Joan Clos, hizo hoy un llamamiento a las autoridades locales y los gobiernos nacionales para que impulsen políticas urbanas como mecanismo para contribuir a la salida de la crisis.

"Se requieren compromisos políticos a nivel local y nacional porque no hay duda que puede ser un elemento vital para la salida de la crisis y la generación de bienestar y riqueza", afirmó a Efe el exministro español de Industria y exalcalde de Barcelona, Joan Clos.

Clos recordó que vivimos un momento "crítico" con la aceleración de la urbanización, sobre todo en el mundo en vías de desarrollo, que coincide en el tiempo con un "crecimiento de la pobreza urbana" y la existencia de grandes barrios de favelas.

"La salida de este círculo vicioso pasa por una reconsideración de la urbanización como factor que puede generar prosperidad si se realiza adecuadamente", destacó el director ejecutivo de ONU-Hábitat y secretario general adjunto de la ONU.

Preguntado por el urbanismo en España, Clos dijo que uno de los problemas que comparten sus ciudades con otras urbes desarrolladas son las emisiones de gases de efecto invernadero y la necesidad de afrontar la eficiencia energética y la movilidad.

En todo caso, Clos destacó que la mayoría de las ciudades españolas gozan en la actualidad de un buen nivel de infraestructuras urbanas y de una buena capacidad de integración social siguiendo el modelo europeo de urbanización.

Respecto a Latinoamérica, el director ejecutivo de ONU-Hábitat dijo que es una región con una cultura urbanística "aceptable" cuyo principal problema es que presenta un crecimiento "desordenado" de algunas de sus grandes ciudades.

"En América Latina hay una actitud de optimismo en el futuro, de crecimiento económico, que si está bien gestionado puede mejorar las condiciones de vida de sus ciudadanos", añadió Clos.