El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo hoy que los "políticos presos" merecen beneficios como casa por cárcel, además de todo el tratamiento médico necesario, independientemente del delito que hayan cometido, y solicitó al poder judicial tomar en cuenta estos casos.

"Yo no soy el dictador que va a dar órdenes a los demás poderes", dijo Chávez, y señaló que aunque era decisión del Poder Judicial otorgar beneficios a los presos, sí se atrevía a hacer "un exhorto" para que se les dé algún beneficio a los privados de libertad que están enfermos.

"Me atrevo a hacer un exhorto de mi corazón humanitario a los poderes respectivos para que a estas personas, sin importar quienes sean, se les dé alguna medida de beneficio cautelar, que vayan a su casa con su familia y que además tengan todo el tratamiento que necesitan", dijo Chávez.

El presidente hizo el comentario durante el consejo de ministros "extraordinario" que celebró desde el palacio presidencial de Miraflores para dar instrucciones a su Gabinete horas antes de que parta hacia Cuba a cumplir con la segunda etapa del tratamiento contra el cáncer que involucra la aplicación de quimioterapia.

Chávez fue operado de un tumor canceroso en La Habana el pasado 20 de junio y regresó a Venezuela el 4 de julio donde cumplió con parte de su reposo.

De acuerdo con el mandatario venezolano, esta mañana, el monseñor Mario Moronta le solicitó intercediera por un grupo de presos que tenían problemas de salud.

"Yo le dije (a Moronta) que me estaba leyendo la mente (...) porque estaba viendo casos de algunos ciudadanos que están privados de libertad y que necesitan alguna resonancia, que algunos llaman presos políticos, en verdad en Venezuela no hay presos políticos, quizá algunos políticos presos, que es otra cosa", señaló Chávez.

El presidente comentó que le prometió al sacerdote que haría la solicitud al Poder Judicial porque se había comprobado que algunos de estos "políticos" presos tenían algún tipo de dolencia grave, "incluso cáncer".

No obstante, el mandatario aclaró que estos beneficios no deberían ser sólo para los "políticos presos", cuyos casos, señaló, "han sido tomados como banderas" para acusarlo a nivel internacional de violar los derechos humanos.

"Pero más allá de eso (...) cualquier privado de libertad debe recibir el tratamiento humanitario máximo, sea cual fuere su dolencia y la causa por la que esté privado de libertad", apuntó Chávez, quien delegó las gestiones "ante los órganos jurisdiccionales" todos estos casos.

Asimismo, el gobernante dijo que el Ministerio de Salud también debía formar parte de este proceso de atención a los presos enfermos.

Algunos de los presos que han solicitado medidas especiales por enfermedad son la jueza María Lourdes Afiuni, quien ya goza del beneficio de casa por cárcel, el comisario Lázaro Forero y el antichavista Alejandro Peña Esclusa, quienes cuentan con el apoyo de la oposición venezolana que asegura son "presos políticos".

Afiuni, operada de una afección en el útero en febrero pasado, fue detenida en diciembre de 2009 acusada por la Fiscalía de liberar y facilitar la fuga del país del empresario Eligio Cedeño, quien había sido arrestado en 2007 bajo la acusación de realizar operaciones cambiarias ilegales y fraude al Estado.

Forero, quien fue condenado a 30 años de prisión por su supuesta responsabilidad en la muerte de manifestantes en abril de 2002, sufre un cáncer de próstata recientemente diagnosticado.

Peña Esclusa, imputado por ocultamiento de explosivos y asociación para delinquir, también padece de cáncer según su esposa Indira Ramírez.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agreganos en facebook.com/foxnewslatino