La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) señaló hoy que no tiene una confirmación oficial de que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, vaya a recibir el próximo lunes a una delegación internacional de este organismo.

"No hay seguridad de que Correa nos reciba. No nos han dado todavía un horario, por lo que no lo cuento como confirmado", reconoció a Efe Ricardo Trotti, director del Instituto de Libertad de Prensa de la SIP.

Correa había anunciado en junio pasado, durante la presentación de su informe semanal al país, que podría recibir a representantes de la SIP, pero que no aceptaría "cátedras de moral a las que están acostumbrados, ni a decirnos cómo gobernar este país".

Trotti explicó hoy que está a la espera de que el secretario de Comunicación de Ecuador, Fernando Alvarado, le confirme si Correa y él mismo van a recibir a la delegación.

Durante su estadía en Quito los próximos 17 y 18 de julio la delegación internacional de la SIP tiene previsto reunirse con diversas autoridades, representantes de la sociedad civil ecuatoriana y medios de comunicación.

El domingo, detalló Trotti, la SIP se reunirá con periodistas que "son víctimas de problemas de libertad de prensa", líderes de las cámaras empresariales, varios abogados constitucionalistas, organizaciones no gubernamentales y directores de medios integrantes de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP).

Al día siguiente, la delegación mantendrá una serie de reuniones con miembros de la Asamblea Legislativa, el presidente del Poder Judicial y la Conferencia Episcopal.

La visita a Quito se realiza por mandato de la asamblea de la institución, que pidió el envío de una misión para conocer in situ cuáles son los problemas mayores que afectan a la libertad de los medios en ese país suramericano.

Entre los asuntos que más preocupan al organismo con sede en Miami figuran la nueva Ley de Comunicación, que se debate en el Congreso ecuatoriano, y el "acoso judicial contra medios y periodistas" por parte del jefe de Estado.

Particularmente inquieta a la SIP el juicio planteado por Correa contra el diario El Universo a causa de un artículo de opinión publicado en febrero pasado.

El presidente reclama ochenta millones de dólares de indemnización y tres años de cárcel, según el propio rotativo.

La misión de la SIP a Quito también servirá para analizar "la libertad de prensa relativa a medios públicos o estatales en manos del Gobierno y el tema de la distribución de la publicidad oficial", agregó Trotti.

La delegación de la SIP está encabezada por Gonzalo Marroquín, presidente de la SIP, a quien acompañan Edward Seaton, expresidente de la SIP; Robert Rivard, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa; Claudio Paulillo, director del semanario Búsqueda, de Uruguay, y Julio Muñoz, director ejecutivo de la SIP.