El presidente de la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), el hondureño Francisco Lobo, llamó hoy a los países que integran la región, descrita como una de las más violentas del mundo, a unirse frente a la inseguridad y el crimen organizado.

En un foro sobre seguridad en el que participaron los presidentes de República Dominicana, Leonel Fernández; y de Honduras, Porfirio Lobo; el titular de la CCJ subrayó que "debe haber mayor actividad, organización y mayores estrategias en el plano policial y militar" para combatir dichos flagelos.

De lo contrario, advirtió, "los elementos negativos pueden crecer mucho más" y eso, agregó, "no es conveniente para la economía ni para la paz que merecen nuestros pueblos".

Durante su intervención en la primera jornada del foro "Integración, seguridad ciudadana y desarrollo regional", Lobo tildó de "gravísimos" los problemas relacionados con el crimen organizado y la inseguridad en Centroamérica y que, según el experto hondureño, tiene entre sus principales causas al desempleo.

Sin embargo, consideró que "el hecho no es solamente describir lo que está pasado (en la región), sino buscar soluciones".

Asimismo, Lobo planteó la necesidad de que todos los países de la región ratifiquen el Tratado de Seguridad Democrática de Centroamérica, que él calificó de "muy bueno" y que debe ser una "prioridad" de los presidentes del área.

Centroamérica es señalada como una de las zonas más violentas del mundo y, según declaraciones recientes del ministro guatemalteco de Finanzas, Rolando del Cid, necesita de más de 6.000 millones de dólares para financiar la estrategia de seguridad para combatir el crimen organizado y el narcotráfico.