Ecuador disolvió hoy el Consejo Nacional de la Judicatura, tras la publicación en el registro oficial los resultados de la consulta popular, realizada el 7 de mayo, y en el que una de las preguntas iba orientada a la suspensión temporal de este órgano, informó una portavoz de la judicatura.

En concreto proponía la suspensión durante 18 meses de la Judicatura y su sustitución por una Comisión Técnica compuesta por tres delegados, uno escogido por el presidente, otro por la Asamblea y un tercero por la Función de Transparencia y de Control Social, para que en este tiempo reformaran todo el sistema judicial del país.

Esta pregunta cosechó casi cuatro millones de votos a favor y 3,6 en contra.

Por el momento la Judicatura quedará en manos del director general de la institución, Gustavo Donoso, hasta que se designe la Comisión Técnica que va a sustituir el Consejo, señaló la portavoz.

Asimismo, resaltó que por el momento esta institución seguirá "su trabajo normalmente".

Por su parte, el presidente de la Judicatura, Benjamín Cevallos, anunció su renuncia, pese que "debería permanecer hasta ser sustituido", pero que se va en aras "a la armonía y por respeto a la voluntad popular".

Cevallos dijo a la prensa que él votó en contra de la pregunta que planteaba la suspensión de la Judicatura, porque "no se puede meter mano a la justicia".

El magistrado, quien fue muy crítico con el presidente del país, Rafael Correa, destacó que Ecuador "se está aproximando a una dictadura" donde "hay una absorción de poderes".

"El único bastión que le faltaba por conseguir era la función judicial y ahora ya está en sus manos", afirmó Cevallos.

Por su parte, tras las críticas de la oposición durante la consulta, Correa desmintió reiteradamente que su voluntad sea controlar el sistema judicial del país, sino que lo que quiere es reformarlo porque está "obsoleto" y no funciona bien.

Cevallos, quien subrayó que seguirá trabajando como magistrado, enfatizó que se va de este órgano "por la puerta ancha" y "la frente alta", al tiempo que deseo "de todo corazón" que el Consejo Técnico "tenga éxito" en la reforma judicial, pues la justicia ecuatoriana, a su juicio, es "pesada" porque tiene más de cien años.

El Consejo Nacional Electoral anunció ayer los resultados finales de la consulta realizada el 7 de mayo en la que el oficialismo ganó en las diez preguntas con diferencias que van entre casi tres y más de once puntos porcentuales.

Esto abre el paso a una reforma judicial y penal, a la creación de un Consejo de regulación de los medios, a que se prohíban los casinos o que sea delito penal que una empresa no asegure a un trabajador.