La organización Human Rights Foundation (HRF) felicitó a la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) sobre el golpe de Estado en Honduras por su trabajo, aunque criticó que entre sus recomendaciones figure la reforma de la Constitución del país centroamericano.

"Felicitamos a la Comisión por haber documentado con éxito una de las crisis democráticas más graves de los últimos tiempos en América Latina", dijo el presidente de la HRF, Thor Halvorssen, en un comunicado en el que la organización se muestra crítica ante la necesidad de reformar la Constitución, como propone la CVR.

La Comisión de la Verdad presentó el pasado jueves un informe sobre el derrocamiento el 28 de junio de 2009 del entonces presidente hondureño, Manuel Zelaya, y en él recomendó que se establezca el juicio político en la Constitución hondureña para evitar nuevos golpes de Estado.

Además, pidió que se limiten las funciones de las Fuerzas Armadas y se instaure un tribunal constitucional, entre otras medidas, para evitar situaciones como la de hace dos años.

"La Comisión de la Verdad se equivoca en afirmar que la solución para Honduras es otra reforma constitucional. Para que los hechos no se repitan, lo que los políticos hondureños deben hacer es cumplir la Constitución y dejar de cambiarla cada vez que les incomoda", dijo en el comunicado el director jurídico de HRF, Javier El-Hage.

Según El-Hage, el enjuiciamiento de los altos funcionarios del Estado, incluyendo el presidente, ya está regulado por varios artículos de la Constitución y por el Código Procesal Penal hondureño, que dan al Fiscal General de la República la atribución de enjuiciar al presidente ante la Corte Suprema de Justicia.

"Si el Fiscal General y la Corte Suprema hubiesen seguido este procedimiento, el presidente Zelaya podría haber sido destituido de manera constitucional, con debido proceso", señaló El-Hage.

Recordó también que "desde 1825, los políticos hondureños han dictado 14 constituciones distintas y han modificado al menos 15 veces las disposiciones constitucionales en relación al juicio presidencial".

En el informe publicado por la comisión, se concluye que el derrocamiento de Zelaya sí fue un golpe de Estado y que el Gobierno de Roberto Micheletti, designado ese mismo día por el Congreso Nacional, fue ilegal.

Human Rights Foundation (HRF) es una organización internacional, que se define como apolítica y dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano, de la que forman parte exprisioneros de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Armando Valladares, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel y Harry Wu.